nieves morano. Escritora

"A cualquier batalla de la vida hay que intentar sacarle el lado positivo"

  • Con 'La batalla de las mujeres' Nieves Morano continúa el relato de sus vivencias y las de otras personas que se han cruzado en su camino

  • "Todo el mundo vive sus batallas", recuerda

Nieves Morano posa para la entrevista con su última obra, 'La batalla de las mujeres'. Nieves Morano posa para la entrevista con su última obra, 'La batalla de las mujeres'.

Nieves Morano posa para la entrevista con su última obra, 'La batalla de las mujeres'. / román ríos

Con el mensaje positivo que lanzó a las guerreras que cada día plantan cara al cáncer de mama en Mujer de las mil batallas la isleña Nieves Morano empezó a ser conocida. Admite que no esperaba la repercusión que luego tuvo este modesto libro que nació con un solo un propósito: el de ayudar. Ahora ha vuelto para continuar la tarea y contar todo lo que se le quedó en el tintero y todo lo que vino después. Acaba de publicar La batalla de las mujeres, una reflexión sobre la vida y las contiendas que plantea, de las que -sostiene- hay sacar siempre lo positivo.

-¿Cómo decidió empezar a escribir sus vivencias?

-Hace cuatro años padecí cáncer de mama y a raíz de la enfermedad, viendo que la llevaba de manera positiva, decidí crear un blog donde iba contando mi día a día. En principio no era muy dada a las tecnologías porque no me habían gustado nunca. Pero viendo la aceptación que tuvo me fui animando hasta que la gente me pidió que lo escribiera en papel.

-Y así nace 'Mujer de las mil batallas'...

-Sí, es un libro que en un principio era para mis familiares y mis amigos, para contarles como había sido la experiencia y darles las gracias, lo que no me imaginaba era lo que iba a venir después. Creé una página web y a través de las redes sociales empezó a coger fama. Hoy en día cuenta ya con 34.000 seguidores. Allí diariamente lo que hago es animar a las personas que están aún en la batalla. Entra gente de todo el mundo y se conocen entre ellos.

-¿Cómo fue la experiencia con ese primer libro?

-Se presentó en muchos puntos de España y se vendieron más de 3.000 ejemplares. Siendo una persona anónima considero que fue y sigue siendo un éxito, porque todavía se vende. Se ha convertido en la guía de las guerreras, como yo las llamo. En el libro conté como viví la enfermedad de manera positiva, porque soy una persona positiva.

-¿Qué le cuenta la gente que lo ha leído?

-Están todos muy contentos, me dicen que es una experiencia muy positiva. Aunque también tiene algunas partes un poco más duras, porque la enfermedad incluye eso. La realidad es que no todo en la vida es color de rosas. Pero creo que sobre todo lo que les queda es el aprendizaje.

-¿De qué manera influye que ese libro se gestara mientras luchaba con la enfermedad?

-Pues creo que lo escribí con más cariño y sentimiento. Además, personalmente me funcionó como una terapia para levantar el ánimo. De hecho ni siquiera creí en algún momento que lo fuera a editar. Fue una especie de locura. Cuando estás en una enfermedad así de seria tienes que pensar que no hay nada que te pare. Llamé a muchas asociaciones explicando lo que tenía y que con ello quería ayudar. Han pasado tres años de la publicación y creo que lo he conseguido. Hará más o menos uno que empecé a pensar en escribir el segundo, La batalla de las mujeres, que habla ya de lo que vino después.

-¿Y qué es lo que vino después?

-La verdad es que me han pasado muchas cosas buenas. He ido por toda España, he conocido mucha gente y lugares, tuve la suerte de ser la Estrella de Oriente en las Navidades de San Fernando. ¡Y fui una estrella rosa! Todas estas cosas me motivaron a escribir el segundo libro. Las cosas malas vienen... Y las buenas hay que buscarlas.

-¿Cómo fue la experiencia de ser Estrella de Oriente?

-Fue algo que no me había planteado nunca y una de las cosas más bonitas que me han pasado en la vida. Es un ejemplo de que las cosas hay que buscarlas. Hicimos una campaña solidaria. Vendimos miles de pulseras en San Fernando y las compraron en todas partes, incluso fuera de La Isla. Con ese dinero, aparte de crear una lazo muy fuerte con las personas que me ayudaron a crearlas, hicimos una caravana de juguetes y luego la donación en efectivo que dimos a la Asociación de Reyes Magos para su campaña benéfica.

-¿Cuáles son las diferencias que se pueden encontrar entre 'Mujer de las mil batallas' y 'La batalla de las mujeres'?

-El primero fue contar la enfermedad desde dentro, transmitiendo la parte positiva que viví. En este segundo libro he contado como ha sido mi vida desde que edité Mujer de las mil batallas. También están escritas historias de personas que me he encontrado por el camino y reflexiones de lo que han aprendido en aquellas batallas. No trata solo sobre el cáncer. Hay, por ejemplo, historias de divorcios, personas que han perdido a sus padres y mucho más... Aquí se puede encontrar de todo lo que es la vida, tristeza y alegría, pero manteniendo siempre el mismo mensaje, que siempre se puede.

-¿En qué puede ayudar este libro a la persona que lo compre?

-La Batalla de las mujeres puede servir para hacer ver que si se cae en una enfermedad, o en cualquier batalla de la vida, hay que intentar sacar el lado positivo. Y una vez que la lucha ha pasado dejarla atrás y aprovecharla para reforzarse y aprender. Además puede servir para olvidar pudores, muchas de las cosas de la vida no se disfrutan por vergüenza. Hay que aprender que cuando se está en un caso así hay que luchar e ir a por ello.

-¿Es un libro dedicado sólo a quienes han pasado la enfermedad?

-No, el libro es una reflexión de vida. Todo el mundo vive sus batallas y con esta obra intento cambiar la manera en la que pueden afrontarlas. Una de mis armas principales es cambiar el ¿por qué? en el ¿para qué?

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios