DIARIO DE CÁDIZ En la batalla del coronavirus: mantenemos nuestra cita en los quioscos con despliegue informativo sobre la pandemia

Coronavirus en San Fernando La Isla vuelve a soñar con la Primitiva y el sorteo de Euromillones

  • Administraciones de lotería y establecimientos receptores registran una notoria afluencia de clientes en su primer día tras dos meses sin tentar a la suerte 

Colas para echar la Primitiva y el Euromillones en un establecimiento de San Fernando. Colas para echar la Primitiva y el Euromillones en un establecimiento de San Fernando.

Colas para echar la Primitiva y el Euromillones en un establecimiento de San Fernando. / Román Ríos (San Fernando)

De momento solo ha vuelto la Primitiva y el Euromillones pero tras dos meses sin tentar a la suerte ha sido suficiente para que administraciones de lotería y establecimientos receptores hayan empezado a registrar algunas colas de clientes en el día de hoy.

Por supuesto, marcando la debida distancia de seguridad para prevenir posibles contagios, que a menudo se delimita con tiras en el suelo que los clientes respetan escrupulosamente. En La Isla, había ganas de volver a jugar y de soñar con cuantiosos premios. Y eso se ha notado.  

El comienzo de una nueva semana de la desescalada ha permitido el regreso de estos dos juegos de azar y la respuesta ha sido evidente. Paco y Loli son los propietarios de la papelería Sprin, que es también un establecimiento receptor de lotería, uno de los que hoy ha vuelto a vender la Primitiva y el Euromillones en San Fernando. Llevaban semanas esperando este momento y se han preparado a conciencia para atender a los clientes con garantías. "No han dejado de venir a lo largo de toda la mañana", reconocían. 

Eso sí, los clientes han acudido con muchas dudas y muchas preguntas. "Casi todo el mundo pregunta por la Bonoloto, que es lo que más se juega pero que no volverá hasta el lunes 25", explican. Para la Lotería Nacional habrá que esperar hasta el 11 de junio, que es la fecha en la que se prevé retomar los sorteos.

En este establecimiento, como el resto de administraciones y centros receptores, se ha adaptado a la desescalada: se han delimitado dos colas, una para los clientes habituales de prensa, revistas y material de papelería y otra para los de la lotería. Las distancias están marcadas en el suelo y la cola, dependiendo de la afluencia que en determinados momentos se ha llegado a registrar, ha llegado hasta la calle. Cada hora se  desinfecta el mostrador y el lector de boletos. "La gente es respetuosa, cumple con las normas", afirman. "Todo ha discurrido con absoluta normalidad". 

 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios