Las Comendadoras del Espíritu Santo vuelven a San Fernando Esos dulces que saben a gloria

  • Las religiosas del monasterio de El Puerto regresan a la Escuela de San José con su reposteria única 

Mazapán, mantecados, pestiños, trufas, yemitas... Con sabor a gloria ha vuelto un año más a la Escuela de San José para abrir la puerta a lo mejor de la repostería navideña. Y todo por una buena causa: la solidaridad con los más desfavorecidos. Desde esta mañana, los típicos dulces de las Comendadoras del Espíritu Santo del monasterio de El Puerto de Santa María se exhiben en estas céntricas dependencias educativas. 

La cita ha dado comienzo a primeras horas de la mañana y ha registrado ya de entrada una considerable cantidad de visitas de isleños dispuestos a hacerse con algunos de estos productos. Voluntarios que colaboran con la congregación de las Comendadoras se encargan de atender al público y de ofrecer degustaciones para que nadie se quede sin probar estas delicias. 

La muestra Con sabor a gloria estará expuesta a la venta tanto el sábado como el domingo, de 10.30 a 14.30 y de 16.00 a 20.30 horas.  Lo recaudado se destina a las obras sociales que llevan a cabo estas religiosas, según explican los voluntarios que colaboran con la congregación. 

El monasterio de las Comendadoras del Espíritu Santo, fechado en el siglo XV, es uno de los más antiguos que existen. Estas religiosas recibieron como herencia de su padre fundador, el beato Guido de Montpellier, la práctica de las obras de misericordia, "por lo cual en su torno podemos ver a pobres que viven en la calle que no cuentan con medios para subsistir, esperando para recibir por cuenta de las hermanas alimentos y en lo que puedan ayudarles". 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios