San Fernando | Polémica por los azulejos del callejón Cróquer ¿Paredes machistas?

  • Los vecinos del callejón Cróquer no salen de su asombro ante la propuesta aprobada en el pleno para retirar los azulejos de sus fachadas

Vecinos del callejón Cróquer, en el punto de mira por sus azulejos machistas. Vecinos del callejón Cróquer, en el punto de mira por sus azulejos machistas.

Vecinos del callejón Cróquer, en el punto de mira por sus azulejos machistas. / Román Ríos (San Fernando)

El callejón Cróquer se ha convertido en el nuevo epicentro de una polémica que ha desatado una oleada de reacciones, tanto entre los vecinos como en el resto de los isleños. Aunque ya antes algunos colectivos feministas habían planteado la cuestión, el tema adquirió mayor relevancia cuando Podemos presentó en el pleno de julio una moción para retirar los característicos azulejos de este callejón por sus mensajes "machistas y misóginos".

Todos, excepto Vox, secundaron la propuesta. Eso sí, la concejala de la Mujer, Virginia Barrera, dejó clara la necesidad de tratar el asunto con los vecinos.

Pero, ¿qué opinan los vecinos del mítico callejón Cróquer? Hemos hablado con ellos y lo cierto es que no salen de su asombro ante lo ocurrido. No ven en las fachadas de sus casas mensajes que puedan ofender al resto de la ciudadanía. "Estos azulejos llevan aquí toda la vida y a mí no me molestan, lo que sí me incomoda es que vengan y nos pinten las paredes como si nosotros fuésemos machistas o violentos", opina una vecina señalando a uno de los azulejos de la discordia, que recientemente ha sido tachado con insultos y calificativos varios por sus alusiones despectivas hacia la mujer. 

Uno de los azulejos de la discordia, tachado y pintarrajeado por sus alusiones despectivas hacia la mujer. Uno de los azulejos de la discordia, tachado y pintarrajeado por sus alusiones despectivas hacia la mujer.

Uno de los azulejos de la discordia, tachado y pintarrajeado por sus alusiones despectivas hacia la mujer. / Román Ríos (San Fernando)

Asimismo, una de las residentes del callejón cree que la medida es excesiva en comparación con otras cosas que podrían plantearse para mejorar el estado de la calle. "No creo que estos mensajes sean ofensivos, a mí no me molestan. Sin embargo, sí me molesta que haya gente que se dedique a pintar las paredes con insultos".

En esta línea, gran parte del vecindario ha aportado su punto de vista siendo unánimes en su postura: "No vamos a quitar los azulejos". Señalan que es una tradición de 27 años –se remonta a la remodelación del callejón en los años 90, si bien anteriormente también existían cerámicas del mismo estilo– y nunca llegaron a pensar que los azulejos podrían llegar a causar malestar a asociaciones y partidos políticos y que el tema llegase incluso a debatirse en un pleno.

"Es increíble que esto se debata en un pleno con las carencias que arrastra la calle"

"Creo que hay cosas mucho más ofensivas hacia las mujeres que unos mensajes puesto en una pared. Jamás pensamos que podríamos molestar a alguien, los azulejos tienen 27 años", advierte uno de los residentes del callejón Cróquer.

De hecho, la mayoría de estas personas son mujeres mayores, vecinas de toda la vida que han vivido siempre en el callejón. Muestran su asombro ante la importancia que se le da a un simple azulejo: "No somos machistas, lo que nos parece machista es que una de nuestras vecinas cobre de pensión una miseria y que algunas mujeres de la calle no tengan prácticamente nada. Es increíble que se haga un pleno en el Ayuntamiento para opinar de unos azulejos y no se hable de lo demás", apunta una de las vecinas.

El callejón Cróquer y sus pintorescos azulejos, ahora en el punto de mira. El callejón Cróquer y sus pintorescos azulejos, ahora en el punto de mira.

El callejón Cróquer y sus pintorescos azulejos, ahora en el punto de mira. / Román Ríos (San Fernando)

"Nosotros no incitamos al machismo, que es algo que se ha comentado, no creemos que los azulejos inciten al odio o a la violencia de género", opinan de forma unánime.

Aunque las quejas van más allá. Los vecinos aseguran que este histórico callejón de La Isla sufre de otros deterioros "más urgentes e importantes" que la retirada de los azulejos de la polémica. "Hay cosas más importantes que debatir como es el caso de las ratas o las cucarachas. San Fernando tiene muchas más cosas que necesitan solución, antes que hacer un pleno sólo para quitar un azulejo porque a algunos les parece machista", defienden los vecinos.

Los hijos son una banda de ladrones que capitaneados por la madre sacan dinero al padre. O Una mujer hermosa es un peligro. Una mujer fea, un peligro o una desgracia. Son algunas de las frases más polémicas que los viandantes se pueden encontrar en su recorrido por el emblemático callejón y que ha llevado a aprobar su retirada en el pleno. Aunque hay más.

"Hay cosas más ofensivas hacia las mujeres que unos azulejos que llevan años puestos en una pared"

Hace poco, algunas de estas frases se taparon con pegatinas donde se pueden apreciar citas de Lola Flores, Camarón de La Isla o alguna que otra referente a los derechos humanos. Este hecho también ha sido criticado por vecinos del callejón: "Volvemos a repetir que es una propiedad privada y nadie tiene que venir a pintar o poner una pegatina en la fachada de mi casa", añaden.

Asimismo, los vecinos quieren denunciar otro tipo de situaciones que han vivido. "Hay mucho gamberrismo y vandalismo, sufrimos todo tipo de actos como pintadas en las paredes, nos destrozan el mobiliario de la calle y muchas macetas aparecen rotas. Por eso creemos que hay cosas mucho más importantes que arreglar que unos simples azulejos", recalcan.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios