San Fernando Habrá una convocatoria de ayudas para hacer frente al pago del alquileres

  • El Ayuntamiento destinará 100.000 euros a estas subvenciones dirigidas a personas en situación de vulnerabilidad que se pondrán en marcha a principios de año

Bloques de viviendas de San Fernando, en una imagen de archivo. Bloques de viviendas de San Fernando, en una imagen de archivo.

Bloques de viviendas de San Fernando, en una imagen de archivo. / Román Ríos (San Fernando)

El Ayuntamiento destinará 100.000 euros a ayudas directas al alquiler para dar cobertura social a usuarios y familias en situación vulnerable de forma que puedan afrontar el pago de la renta y evitar la pérdida de sus viviendas. El gobierno municipal ultima la convocatoria de estas subvenciones, que gestionará la Empresa de Suelo Isleña (Esisa) desde principios del próximo año.

Se trata de la primera vez que se ponen en marcha estas ayudas desde el Ayuntamiento con el propósito de aliviar la situación, a menudo dramática, a la que se ven abocadas las personas en situación de vulnerabilidad, que serán los destinatarios exclusivos de las subvenciones.

El porcentaje de ayuda económica que concederá el Ayuntamiento para que estas personas y familias puedan hacer frente al pago de sus alquileres –tanto en el caso de viviendas municipales como en el de aquellas que son propiedad privada– podrá ser del 40%, del 50% y hasta del 60% de los recibos en función del tramo de ingresos económicos en el que cada uno se sitúe.

Las ayudas, además, podrán extenderse durante el plazo de un año (se pueden solicitar dos subvenciones anuales por seis meses). Eso sí, no se podrán adeudar más de tres recibos de alquiler en el momento de solicitarlas, aunque en este caso se contemplan excepcionalidades a la norma si existe un informe de especial vulnerabilidad de Esisa.

Las ayudas podrán llegar al año de duración y hasta el 60% de los alquileres

Tendrán también una atención preferente "aquellos colectivos con especiales dificultades para acceder a una vivienda digna, que tienen necesidades específicas o que por sus circunstancias personales precisan de apoyo específico o singularizado". Se trata, según explica el Ayuntamiento isleño a través de un comunicado, de víctimas de violencia de género, familias monoparentales, familias en situación de riesgo o exclusión social, mayores de 65 años y de personas privadas del derecho de uso y disfrute sobre su vivienda habitual y permanente en ejecución de un fallo judicial.

Evidentemente, las personas que soliciten estas ayudas para hacer frente al pago del alquiler tendrán que residir en esta vivienda como domicilio habitual y estar empadronados en el municipio con una antigüedad de al menos un año.No se darán ayudas en el caso de que se trate de viviendas ocupadas ni tampoco si se da una infracción grave del protocolo de convivencia, incumpliendo las normas de policía e higiene.

"El Ayuntamiento tiene el compromiso de dar soporte y cobertura a las familias isleñas que están en una situación de crisis, con consecuencias de todo tipo que no les permiten el pago del alquiler de sus viviendas", ha afirmado la concejala de Desarrollo Urbano y presidenta de Esisa, Claudia Márquez.

"Una vez que hemos logrado sanear la situación económica de la Empresa de Suelo hemos podido poner en marcha acciones que sirvan para paliar los efectos de esta situación de vulnerabilidad en las familias dándoles soluciones integrales que pasan por el mantenimiento de sus viviendas con el objetivo de que puedan mantener la normalidad en sus vidas".

Desde el Ayuntamiento se ha aludido también a otras actuaciones previstas, como la promoción de 15 viviendas en régimen de alquiler en la calle Alsedo que está proyectada o las más de 170 viviendas que se quieren construir en régimen de cooperativa .

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios