San Fernando

Luz verde en el pleno a los contratos de ayuda a domicilio y deportes

  • Las mociones sobre Mariscadores y sobre la tauromaquia llevan la tensión a un pleno con marcado carácter reivindicativo

Un momento del pleno de ayer con la Corporación votando uno de los puntos. Un momento del pleno de ayer con la Corporación votando uno de los puntos.

Un momento del pleno de ayer con la Corporación votando uno de los puntos. / D.C.

Las reivindicaciones por parte del público asistente fueron la tónica dominante en el pleno de ayer, con colectivos como los anti taurinos (y ciudadanos que defienden la tauromaquia), estudiantes de la ciudad o la asociación de mariscadores Virgen del Carmen como protagonistas de una sesión en la que se aprobó la adjudicación del contrato del servicio de ayuda a domicilio y se dio un paso casi definitivo para la adjudicación del gran contrato de Deportes (que aglutina todos los servicios de las instalaciones deportivas). La alcaldesa, Patricia Cavada, tuvo que intervenir en varias ocasiones para evitar que los reclamos y los comentarios sobre las intervenciones de algunos concejales fueran a mayores (con un posible desalojo de las dependencias).

Aunque el colectivo estudiantil había conseguido el compromiso para ampliar los horarios de la sala de estudios y de la biblioteca Luis Berenguer, decidió seguir adelante para hacer visible sus demandas, y desplegaron dos pancartas durante el punto en que se daba cuenta del préstamo suscrito para atender las inversiones del presupuesto 2018 –en el que precisamente se incluye una partida para una nueva sala de estudios–.

También estaban presentes algunas de las trabajadoras del servicio de ayuda a domicilio, cuyo nuevo contrato se ha adjudicado a la empresa Claros SCA de Interés Social por 14,26 euros la hora. Desde el gobierno municipal, el concejal de Presidencia, Conrado Rodríguez, defendía las mejoras de las condiciones del contrato, entre otras cosas con el aumento del coste de la hora para que la concesionaria cumpla con el convenio sectorial. A pesar de ello, desde Sí se puede el concejal Emilio Rodríguez lamentaba que no se hubieran tenido en cuenta todas las demandas de las trabajadoras y que no se hubiera apostado por la remunicipalización del servicio.

Tanto la concejala no adscrita, Inmaculada López, como la portavoz del grupo municipal Ciudadanos, Mayte Mas, como el concejal del PP Daniel Nieto, insistieron en la importancia de la vigilancia y control de la actividad "para que el contrato se cumpla escrupulosamente", en palabras de López que hacía referencia a los problemas laborales que han sufrido las empleadas de este servicio. Que se cumplan las mejoras recogidas en el contrato tanto para usuarios como para las trabajadores, que se apliquen las cláusulas fue la petición de Mas, mientras Nieto apuntaba a que "el control puede hacer bueno cualquier contrato".

Las dudas sí se hicieron visibles sobre el otro gran contrato, el de deportes, que se trataba ayer en el pleno, para requerir documentación a la previsible adjudicataria. Daniel Nieto adelantaba el voto negativo de su partido contrario a las condiciones del contrato. "No garantiza un funcionamiento diferente a la situación actual", planteaba el edil popular, que mostró su preocupación porque se permita la subcontratación de servicios sin el control municipal. "Los problemas de coordinación y organizativos son un problema del gobierno no de las empresas", se quejaba. La carga subjetiva en la adjudicación fue otra de la pegas que puso.

Frente a eso Conrado Rodríguez matizó que cuando hablaba de subjetividad se refería criterios subjetivos como "la calidad del servicio" que priman sobre el precio, al buscar "mejorar un servicio público". La concejala de Deportes, Maite Lebrero, dejó claro que habrá una persona responsable del contrato que se encargará de la fiscalización y destacó que la empresa subrogará a los 80 trabajadores que realizan las labores de mantenimiento, secretaría, monitores y demás en las instalaciones deportivas. "Ha quedado demostrado que el planteamiento de los contratos por instalación y tarea provoca ciertas dificultades en cuanto al control y organización al contar con muchos responsables y empresarios distintos en una misma instalación. De ahí el contrato unificado, lógico para una gestión de nuestras instalaciones más eficiente, ágil y optimizada", expuso. Todos los grupos exceptos el PP votaron a favor de este nuevo paso administrativo en la adjudicación del contrato.

El colectivo anti taurino levanta sus pancartas durante el pleno. El colectivo anti taurino levanta sus pancartas durante el pleno.

El colectivo anti taurino levanta sus pancartas durante el pleno. / D.C.

Aunque las respuestas y comentarios entre los concejales por distintas cuestiones es algo habitual en el pleno, incluso con la llamada al orden de la alcaldesa, no es tan habitual en las sesiones plenarias municipales que los asistentes se hagan notar tanto que obligue a los agentes de Policía Local a pedir calma. Ayer pasó cuando el PP presentó su propuesta para reconocer el valor estratégico de la tauromaquia. El concejal Daniel Nieto defendió la libertad individual de acudir a los festejos taurinos y pidió respeto por esta opción. En el público, un grupo de anti taurinos se posicionó y levantó pancartas, además de alzar la voz en varias ocasiones para criticar el gasto municipal en tauromaquia frente a otras necesidades de la ciudad y lamentar el daño que se inflige al animal. Algunos de los asistentes recriminaron su postura y la tensión entre las dos partes fue evidente.

Desde la Corporación, tanto la concejala no adscrita como la portavoz de Ciudadanos y el socialista Jaime Armario hablaron de "buscar la crispación", "el modo elecciones" o "recuperar votantes" por parte del PP.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios