Educación Los días festivos y los lectivos en el puente de diciembre

San Fernando

Familias de San Fernando indignadas ante la falta de personal para atender al alumnado de educación especial en el colegio Raimundo Rivero

Acceso al colegio Raimundo Rivero, en una imagen de archivo.

Acceso al colegio Raimundo Rivero, en una imagen de archivo. / Ayuntamiento San Fernando

La falta de personal para atender al alumnado con necesidades educativas especiales desde principios de curso en el colegio Raimundo Rivero de San Fernando y la ausencia de respuesta de Educación a las reivindicaciones que llevan haciendo prácticamente desde el primer día de clase ha desatado la indignación del grupo de familias afectadas por esta situación, que se plantean incluso dejar de llevar a sus hijos al centro "porque están desatendidos". 

De hecho -apunta una de las madres- "el colegio se está viendo obligado a llamar a algunos de los padres de estos alumnos del aula específica de educación especial para que vayan al centro a cambiarle los pañales porque no hay personal que ahora mismo se encargue de ello". 

El problema es que desde principios de curso faltan los dos auxiliares que se encargaban de estas tareas de apoyo, uno que estaba en el aula específica y otro para atender las necesidades de los alumnos integrados en el resto de aulas. Uno de estos profesionales se ha jubilado y el otro está de baja médica desde antes de la vuelta a clases. Pero las vacantes no se han cubierto. Y a la vista de la situación -lamentan- no parece que se vayan a cubrir en breve. Las semanas pasan sin que haya novedad por más que desde la dirección del centro -aseguran los padres- se ha insistido reiteradamente a Educación

El centro -explican las familias afectadas- se ha quedado sin lo que se denomina los PTIS, Profesional Técnico de Integración Social, que se encarga, precisamente, de las funciones de asistencia en el aseo, cuidados, ayuda en la alimentación, desplazamientos y de la supervisión especializada de determinados de aquellos alumnos con necesidades educativas especiales que lo requieran. Así que el colegio por ahora no cuenta con profesionales que asuman estas tareas. 

La profesora del aula específica -aseguran estos padres- está completamente desbordada por la situación al haberse quedado sin los dos PTIS.  

Pero a esta situación se suma la "desesperación" que se han encontrado estas familias a la hora de intentar trasladar estos problemas a la Delegación Territorial de Educación.

"No ha habido manera. Ha sido totalmente inaccesible", apunta una de las madres afectadas, que explica que no ha podido pedir cita en las oficinas y que los teléfonos y direcciones de correo electrónico que les han facilitado y a los que se han dirigido ni siquiera han contestado. Se han dado de bruces -afirma- "con una administración fantasma" en la que nadie responde a sus reivindicaciones. 

Respuesta de Educación

Desde la Delegación Territorial de Educación –en manos de Isabel Paredes desde hace escasamente un mes– se ha reaccionado a las quejas de las familias del colegio Raimundo Rivero y se ha explicado que los trámites para cubrir las vacantes del personal de apoyo al alumnado con necesidades educativas especiales que hace falta en este centro isleño está ya en marcha.

No obstante, la administración andaluza asegura haber tomado nota de la situación y se ha comprometido a dar una respuesta al problema en el menor tiempo que sea posible.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios