Deportes

Enrique Gutiérrez, campeón del mundo de Men's Physique

  • El atleta isleño corona además el ranking mundial de la competición, por lo que el año que viene dará el salto a profesional

El isleño Enrique Gutiérrez se ha proclamado campeón del mundo amateur de Men's Physique. Con su triunfo en Polonia hace unos días conseguía además los puntos necesarios para hacerse con la primera plaza del ranking que le permite convertirse en profesional el próximo año.

Enrique Gutiérrez, con sus trofeos en la competición de Men's Physique de Polonia. Enrique Gutiérrez, con sus trofeos en la competición de Men's Physique de Polonia.

Enrique Gutiérrez, con sus trofeos en la competición de Men's Physique de Polonia. / CEDIDA

Hace unas semanas Enrique Gutiérrez se mostraba satisfecho por el primer puesto de la competición amateur de Men’s Physique que había conseguido en Barcelona. Entonces estaba en el segundo lugar del Ranking Elite Qualifier, cuyas tres primeras plazas permiten el salto a la competición profesional. El objetivo era quedar primero. Su esfuerzo se ha visto recompensando y en Polonia, concretamente en Bialystok, ha escalado al primer puesto de ese ranking con el que cierra el año.

"Fue increíble. Llevaba todo el año soñando con esto", comenta este atleta isleño, todavía en una nube por el éxito conseguido. Enrique destaca que después de su lucha constante y de los sacrificios para lograr el objetivo –"renunciar a casi todo", dice– "llega la recompensa más grande soñada". Ha sido en Polonia donde se reunieron 22 atletas de todo el mundo en su categoría. "Cada selección lleva entre 2 y 4 deportistas por cada categoría", detalla sobre la prueba.

Aún no ha podido responder aún a los mensajes de felicitación que ha recibido. "No hay sensación más grande y satisfactoria que ver a la gente que tienes cerca, que te ha visto perseguir tu sueño, emocionados por haberlo conseguido. Mis padres, mi hermana, mis primos, mis tíos y mi abuelo... hacen que esto sea más especial", afirma. Resalta, además, el apoyo de su novia, Paula Escalón, también atleta de Bikini Fitness (la prueba femenina), que ha estado a su lado cuidando los detalles competición tras competición, también en los momentos difíciles.

Enrique Gutiérrez llegaba segundo a Polonia y necesitaba ser campeón del mundo de su categoría para optar al primer puesto del ranking. "La historia es emocionante", asegura, porque efectivamente quedó primero pero además quien iba primero no podía subir más arriba del tercer escalón en su podio y también se dio esta circunstancia. Finalmente, al quedar primero en el Overall (donde compiten los primeros de cada categoría) también desbancó al otro atleta que podía superarlo.

El año que viene, ya como profesional por quedar arriba del Ranking Elite Qualifier, quiere debutar en marzo después de la preparación oportuna. "La idea es no parar, estar entre los tres primeros. O primero", se ríe. Mantendrá por el momento su trabajo como preparador físico, que compaginará como hasta ahora con las distintas competiciones, aunque el objetivo es ser atractivo para las marcas y "que te den soporte para dedicarte a competir exclusivamente". 

Eso será el próximo año. Mientras, disfruta del premio conseguido.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios