DIARIO DE CÁDIZ En la batalla del coronavirus: mantenemos nuestra cita en los quioscos con despliegue informativo sobre la pandemia

San Fernando

Coronavirus en San Fernando: Cavada reitera que seguirá las recomendaciones sanitarias para abrir las playas en la desescalada

  • La alcaldesa isleña insiste en que es necesario estar atentos a la evolución de la situación porque "la precipitación no es buena"

  • El Ayuntamiento revisa los contratos de servicios, en vigor o pendientes de adjudicación, para ajustarlos a las condiciones concretas de seguridad y control que se fijen

Acceso 1 de la playa de Camposoto, abierto para el uso deportivo de este espacio natural. Acceso 1 de la playa de Camposoto, abierto para el uso deportivo de este espacio natural.

Acceso 1 de la playa de Camposoto, abierto para el uso deportivo de este espacio natural. / Román Ríos

Las playas de San Fernando abrirán para los usuarios en la fecha que determinen las autoridades sanitarias por el coronavirus. El gobierno municipal mantiene su intención de esperar a la fase de la desescalada que se establezca para permitir el libre acceso a Camposoto o La Casería para disfrutar de la temporada de baño. Ahora mismo se recoge en la fase 3, esto es a partir del 8 de junio, que coincide con la nueva fecha ofrecida hoy por el vicepresidente de la Junta, Juan Marín, pero la alcaldesa, Patricia Cavada, advierte de que sigue sin haber "claridad respecto al día en que se podrán abrir, o sobre las medidas", por lo que prefiere ser prudente en cuenta a ofrecer una fecha de apertura.

"Tendremos que estar atentos a las regulaciones, y a las exigencias de la fase en la que se produzca finalmente la apertura. Sobre todo, hay que estar atentos a la evolución de la situación y cuándo determinan las autoridades sanitarias el posible uso de la playa", más allá de la práctica deportiva, comenta la regidora isleña, que asegura que los alcaldes están de acuerdo en que "la precipitación no es buena".

El principal objetivo, abunda Cavada, es hacer de las playas espacios seguros con "garantías para la salud de los ciudadanos". Por eso, el Ayuntamiento trabaja en el plan de contingencia que ha pedido la Junta de Andalucía y que deberá estar listo en un mes.

Para ello se revisan los contratos de servicios que permitan ajustar aspectos fundamentales como la limpieza, "que deberá ser intensa", pero también se aguarda a las medidas que fijen las autoridades sanitarias en cuanto a los equipamientos y otras condiciones de uso. Se refiere el gobierno local a la autorización o no del uso de lavapiés o duchas. También a las distancias que finalmente tengan que ajustarse en la playa. Precisamente, desde el Ayuntamiento se analiza las posibles fórmulas para el control del aforo y la vigilancia del cumplimiento de las normas.

"Esperamos que la Junta dé luz verde cuanto antes a nuestro plan de playa, que es el instrumento perfecto para regular todas las cuestiones de la playa. El plan tramitado a principios de año tiene carácter plurianual 2020-2023 y define un nuevo modelo de playa multifuncional y moderna", apunta la alcaldesa. La Junta de Andalucía ya comunicó hace unos días que prorrogaría los planes de explotación del año pasado para cubrir las necesidades de todas las localidades.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios