El coronavirus en Cádiz

La desescalada en Cádiz: el baño en las playas se atrasa hasta el 8 o 10 de junio

  • El vicepresidente de la Junta, Juan Marín, aconseja a los municipios del litoral que planifiquen la reapertura de las playas para el "8 o 10 de junio" y anuncia una línea de ayuda a los ayuntamientos para equipamiento de seguridad

Preparativos en un chiringuito de Cádiz. Preparativos en un chiringuito de Cádiz.

Preparativos en un chiringuito de Cádiz. / Julio González

La Junta de Andalucía confía en que las playas se puedan abrir al baño "a partir del 8 o 10 de junio", según ha indicado el vicepresidente autonómico, Juan Marín, en una mesa redonda telemática sobre el sector turístico organizada por la Confederación de Empresarios de Cádiz, en la que participan el presidente de la patronal hotelera de Cádiz, Stefaan de Clerck, y el presidente de Horeca Cádiz, Antonio de María Ceballos, y en la que se ha analizado el desafío que supone la pandemia de coronavirus.

"Los ayuntamientos del litoral deben plantear sus planes de playa para poder abrirlas a partir del 8 o 10 de junio", ha asegurado el vicepresidente de la Junta, que ha anunciado una línea de ayudas para que los municipios costeros puedan implantar equipamientos de seguridad. Esta fecha supone un retraso de un par de semanas respecto a las previsiones iniciales, ya que el Gobierno andaluz había expresado su intención de que se autorizara en torno al 25 de mayo, con el pase a la fase 2.

Marín ha recordado que los estudios realizados por el CSIC descartan que el agua del mar actúe como transmisor del virus, y que el tratamiento de las arenas y las altas temperaturas frenan su propagación. No obstante, ha sostenido que será necesario mantener las medidas de distanciamiento social

La Junta ha puesto en marcha ayudas de 10,5 millones de euros que estarán a disposición de los 61 municipios costeros de Andalucía para poner el despliegue de elementos de seguridad y que las playas "cumplan los requisitos que marca la Organización Mundial de la Salud (OMS)". Además, va a desarrollar una aplicación con la que "cualquier ciudadano podrá comprobar antes de desplazarse a una playa si está autorizado el baño o si el aforo está limitado".

En todo caso, la Junta confía en que Sanidad autorice la movilidad interprovincial el 25 de mayo. Según Marín, este paso supondría la reactivación del turismo por lo que ha recomendado a los empresarios del sector que estén listos para reanudar la actividad. "Si pasamos a la fase 2, tenéis que tener vuestras empresas y negocios preparados", ha apuntado el número dos del Ejecutivo andaluz.

Marín se ha mostrado confiado en que el turismo nacional permita recuperar al menos el 30% o el 40% de la actividad turística en los meses de verano. Además, ha criticado la decisión del Gobierno central de decretar una cuarentena forzosa de 14 días para todo viajero procedente del extranjero. En su opinión, se pueden adoptar fórmulas menos drásticas como la habilitación de un documento que certifique que el viajero no está infectado, realizando un test unos cinco o seis días antes del viaje.

"Es algo que ya se está haciendo en países como Finlandia o Noruega. No se puede cerrar el espacio aéreo a los turistas que vienen a un destino seguro como Andalucía, donde hoy hay menos ingresados por coronavirus que por cáncer", ha resaltado el vicepresidente de la Junta. "Si España es capaz de llegar a acuerdos bilaterales con otros países para no confinar a sus turistas, podríamos recuperar una parte del turismo internacional", ha señalado Marín.

El Gobierno andaluz ha criticado que el alto coste del certificado de seguridad lanzado por la administración central a través del Instituto de Calidad Turística (ICTE). Como alternativa, la Junta ha lanzado un certificado propio gratuito en el que apunta pautas a seguir para los negocios. "Es un documento para que todos los establecimientos sepan qué recomendaciones seguir y garantizar que existen medidas contra el Covid", ha relatado.

En cuanto al otoño, Marín ha optado por ser realista y ha dado por seguro que habrá un repunte de la infección a partir de octubre, aunque confía en que los avances en medicación frenen su escalada. "En octubre vamos a tener un repunte pero estaremos preparados. Tenemos más de 16 millones de EPI almacenados en Antequera. El programa centinela está contratado y estamos fabricando nuestros propios respiradores y nuestros propios testes", ha resaltado el vicepresidente de la Junta.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios