PUERTO REAL

Videoconferencias y excursiones virtuales para suplir el contacto familiar en Vedruna

  • La Residencia de Mayores de Puerto Real redobla esfuerzos en la atención a sus cuarenta residentes

Carteles creados por los mayores de la Residencia Vedruna

Carteles creados por los mayores de la Residencia Vedruna / C.P. (Puerto Real)

Con especial atención se está siguiendo esta alerta sanitaria en la Residencia de Mayores Vedruna. El centro, siguiendo el protocolo establecido, ha eliminado las visitas de los familiares e intenta mantener la normalidad y la rutina de los 40 mayores que allí residen, pese a no tener el pilar fundamental de presencia familiar.

“Los mayores son conscientes de la situación porque están al día de lo que ocurre a través de los medios. Aunque echan en falta a sus familias agradecen que se queden en casa”, dice Juani Loro, religiosa directora de la residencia que gestiona en Puerto Real las Hermanas Carmelitas de la Caridad. Para que el contacto no se pierda, el centro ha empezado a ofrecer a las familias videoconferencias por Skype y Whatsapp.

“De algún modo pueden verse y hablar ahora que no lo pueden hacer de una forma física. Es muy importante para los mayores de esta residencia en la que las visitas se producían a diario”, explica. También se ha planificado una programación especial de actividades. Se mantienen las establecidas habitualmente y se han introducido algunas muy novedosas. “Todas las tardes nos vamos de excursión”, dice Juani Loro sonriendo. Ya hemos estado en el Monasterio de San Jerónimo, en la Capilla Sixtina y este jueves nos iremos a Madrid, al Parque del Retiro”, explica la religiosa, repasando las visitas virtuales que cada tarde hacen los mayores.

Y es que tanto la comunidad de religiosas como de los profesionales del centro se están volcando para llevar la situación lo mejor posible. Talleres de baile, expresión corporal, música o juegos. Ahora, las cristaleras del centro están adornadas con dibujos de arcoíris que los mayores han hecho en el taller de manualidades. “Queremos enviar un mensaje de esperanza a quienes pasen por aquí”, dicen. Pero no ha sido ese el único mensaje enviado. Otro va dirigido a las autoridades sanitarias. La residencia se ha puesto en contacto con los centros de salud porque “nos estamos quedando sin geles antibacterianos que es uno de los productos que más usamos”, alertan. Sobre el resto de materiales dicen no tener muchos problemas, al igual que con el suministro de alimentos que funciona, hasta ahora, con normalidad.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios