CRISIS DEL CORONAVURUS

El Clínico tiene a 59 sanitarios aislados y 7 pacientes ingresados por Covid

  • El hospital de la Villa atiende al 24% de los pacientes ingresados en la provincia

  • La atención en el mes de agosto es similar a la de finales de abril, tras un mes de julio en el que apenas hubo ingresos

Hospital Universitario de Puerto Real Hospital Universitario de Puerto Real

Hospital Universitario de Puerto Real / Julio González (Puerto Real)

La situación está controlada y, por el momento, no preocupa en el Hospital Clínico Universitario de Puerto Real, que ha visto como en apenas tres semanas la situación empieza a asemejarse a la que se vivió a finales del mes de abril.

Este viernes, el centro hospitalario de Puerto Real mantiene hospitalizados a seis personas en la Planta Covid, donde la situación empieza a asemejarse a la de finales del mes de abril. Tras un mes de julio sin ingresos de pacientes con coronavirus, el mes de agosto arrancaba con la primera de las hospitalizaciones. Este 21 de agosto, justo cuando se cumplen dos meses de 'nueva normalidad', las hospitalizaciones en el Clínico ya son siete: 6 en la planta Covid (uno de ellos aún negativo, pero con una alta sospecha clínica) y otro más en la Unidad de Cuidados intensivos. Así, el Clínico atiende al 24% de los pacientes hospitalizados en toda la provincia de Cádiz que, según la Consejería de Salud y Familias, ascienden a 29.

Sin embargo, los datos que más preocupan en el centro hospitalario son los que tienen que ver con el personal sanitario. Y es que a las vacaciones propias de agosto hay que sumar ahora que 59 profesionales del centro están en aislamiento domiciliario tras haber dado positivo en una prueba PCR o haber sido contacto de una persona infectada.

Concretamente, del total de aislados, ya se han confirmado a cinco positivos, otros dos tienen altas sospechas y el resto son contactos con PCR negativa, pero fueron enviados a casa durante dos días para pasar el período de incubación de la Covid-19. Antes de incorporarse de nuevo al trabajo deberán someterse a otra prueba que, claro está, también deberá ser negativa.

Los dos focos que obligaron al aislamiento tuvieron lugar en la cocina y la UCI. En el primero de los casos fue tras conocerse que un cocinero del centro dio positivo en una prueba, por lo que hubo que aislar y testar a quienes compartieron turno con él. El caso de la UCI fue distinto. En este caso el contacto se produjo con un paciente al que hubo que realizarle un cataterismo de urgencia. Aunque todo paciente que entra en un quirófano lo hace tras someterse a una PCR, se dan circunstancias como esta en la que la urgencia prima. El resultado de la prueba, previa a la entrada en quirófano, se conoció cuando la intervención ya había finalizado, por lo que quienes estuvieron atendiéndolo también han sido aislados.

Así, la atención de pacientes relacionada con la Covid-19 empieza a crecer en un centro que se está reparando para un posible aumento de casos. Lo más llamativo es la ampliación de las Urgencias para adaptarlas a la Covid-19, en las que la Junta de Andalucía ha invertido 340.000 euros.

La reforma consiste en la reorganización de los espacios y la habilitación de nuevas dependencias con la integración de los portales exteriores de Urgencias con el resto del servicio, proporcionando más de 500 metros cuadrados adicionales. Con ello se consigue una ampliación importante de la sala de espera, así como de las salas de Enfermería, Tratamiento y Traumatología. Dentro de la nueva zona de respiratorio, se crean nuevas zonas de Observación y de críticos.

De esta forma, la Junta quiere consolidar la asistencia diferenciada desde la misma entrada del paciente a través de dos triajes independientes, lo que supone una mejora en la accesibilidad del usuario, en la calidad de la asistencia y en la seguridad, tanto de pacientes como de profesionales.

Ante la pandemia, las Urgencias del centro puertorrealeño se adaptaron para dar respuesta inmediata; no obstante, se ha planteado esta importante reforma en cumplimiento al plan funcional de desescalada de la Consejería de Salud y Familias en su apartado dedicado a este servicio, en el que se indica la necesidad de mantener los circuitos diferenciados creando una zona específica para respiratorio.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios