Puerto Real

La Junta de Personal acusa a Pontones de mentir a funcionarios

  • Asegura que el edil aceptó cambios en las bases de la bolsa de empleo que luego no incorporó

Colas de interesados por inscribirse en la bolsa de empleo municipal.

Colas de interesados por inscribirse en la bolsa de empleo municipal. / C.P.

La tensión y falta de entendimiento entre la Junta de Personal del Ayuntamiento y el concejal de recursos Humanos, Juan Antonio Pontones, va en aumento desde que se publicaron las bases de la bolsa de empleo municipal creada por el equipo de Gobierno.

Los representantes de los funcionarios en la Junta de Personal (compuesta por los sindicatos UPLBA, CC.OO, SEPAP y CSIF), anunciaron a través de su presidente, Ildefonso Bollullo, la presentación de un recurso de reposición al comprobar que los cambios que los sindicatos aportaron y el equipo de gobierno aceptó, con el objetivo de garantizar los principios de mérito, capacidad y publicidad, no se habían incorporado.

Entre las propuestas que se aceptaron tras cinco horas de negociación y que luego no figuraban en las bases cuando se publicaron, estaba el compromiso de que no se ofertasen en la bolsa empleos que están reservados en su desempeño a funcionarios, ya que el Estatuto del Empleado Público prevé la forma de acceso de este personal. También detectaron una falta de ponderación en la fase de concurso, con la aplicación del baremo en el que se valora más la suma de varios cursos de formación que cualquier Licenciatura o incluso un Doctorado, "un ejemplo del despropósito de las bases", para la Junta de Personal.

Por otro lado solicitaron que quedase claro que la bolsa debía crearse para cubrir necesidades "urgentes y puntuales" y que la duración de los contratos no superarían los seis meses, tal y como esta regulado, para no crear falsas expectativas.

Cuando el edil de Recursos Humanos tuvo conocimiento del recurso no le dio demasiada importancia y dijo que la bolsa seguiría adelante pese al recurso, lanzando un mensaje de tranquilidad a quienes ya habían entregado la documentación. También aprovechó para lanzar un dardo a los sindicatos de quienes dijo que "se muestren ajenos a la realidad del Ayuntamiento y la población, a pesar de que en teoría deberían ser colectivos sociales cuyo objetivo máximo debería ser la creación de empleo público y garantizar la prestación de los servicios".

Ante ello, los representantes de los funcionarios municipales dicen ser los primeros interesados en que se fomente el empleo ya que en muy pocos años se ha pasado de tener una plantilla de 450 trabajadores a estar en la actualidad en torno a 350, mientras se han tenido que aumentar los servicios que prestan porque la población ha crecido.

Sin embargo, dicen que no van a mirar hacia otro lado cuando el equipo de Gobierno "crea una bolsa de trabajo a espaldas de los representantes de los trabajadores, despreciando las normas establecidas y abusando de su posición de superioridad".

La Junta de Personal cree que Pontones "no solo mintió a los representantes de los trabajadores aceptando en primera instancia las más que razonables demandas sindicales y luego imponiendo, soslayando la legalidad, sus propias bases para la creación de la bolsa de empleo, sino que como delegado de Personal, castiga a los empleados públicos y juega con las aspiraciones laborales de la ciudadanía".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios