PUERTO REAL

Coronavirus Cádiz: "Las palmas con guantes no suenan flamencas"

  • El veterano concurso de cante por livianas de la Peña Flamenca Canalejas de Puerto Real pende de un hilo

Una de las cantaoras participantes en el concurso de livianas del pasado año

Una de las cantaoras participantes en el concurso de livianas del pasado año / C.P. (Puerto Real)

Nada menos que 36 años lleva la Peña Canalejas de Puerto Real rindiendo tributo al palo flamenco que la ciudad adoptó como propio de la mano de la peña flamenca local: la liviana. Un certamen que cada año se celebra en la sede de la entidad y que reúne a más de medio centenar de artistas llegados de distintos puntos de España. Incluso, en la última edición, el concurso se internacionalizó con la presencia de la cantaora venezolana, afincada en Vancouver (Canadá), Jafelin Helten.

A lo largo de su historia, el certamen ha tenido momentos complicados, especialmente por la falta de patrocinios y de recursos económico, pero el empeño de los socios y su junta directiva, consiguieron salvarlo. “Ahora es imposible”, dice el presidente de Canalejas, Andrés Bernal. La crisis de coronavirus ha golpeado muy fuerte a la cultura y la peña no se salva. Todo se le ha vuelto en contra y la celebración del ‘XXXVII Concurso de Cante por Livianas’ es bastante improbable.

A estas alturas de la primavera, la peña debía de estar celebrando, cada noche de viernes, las fases eliminatorias en la que se darían cita los 54 cantaores que este año se habían inscrito. Los mismos a los que se les ha comunicado que “el certamen se pospone para septiembre u octubre”. Sin embargo, este aplazamiento es un ejercicio de optimismo de la entidad que ve como su principal actividad pende de un hilo por dos razones básicas: la sanitaria y la económica.

“No tenemos ni idea de cómo vamos a volver a esa ‘nueva normalidad’ de la que se habla”, dice Bernal. Los peñistas se imaginan un nuevo escenario en un local, el de la calle San Alejandro donde tienen sede, en el que sería prácticamente imposible cumplir las previsibles medidas de distanciamiento. “El concurso, oficialmente, no está suspendido, pero sabemos que la situación es complicada. No nos imaginamos un público con mascarillas y, además, las palmas con guantes no suenan flamencas”,  apunta Bernal.

El viento en contra también sopla a Canalejas en el aspecto económico. Las fases eliminatorias son de entrada gratuita y la base económica del certamen es la caseta que la Peña instala en la Feria de Primavera, que ha quedado suspendida. “Eso nos dificulta mucho las cosas para la organización del concurso”, reconoce Andrés Bernal, que en los próximos semanas mantendrá encuentros con la recién renovada junta directiva para tomar una decisión en firme.

 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios