Ana Mestre | Delegada del Gobierno andaluz en la provincia de Cádiz "La sanidad va a ser una de las áreas que más va a mejorar con el nuevo Gobierno andaluz"

  • "En el PP existe la creencia de que esta provincia necesita una mirada especial por parte de la Junta e insistiré en ello"

  • "Nuestra prioridad es hacer unos servicios públicos más eficaces"

Ana Mestre, antes de la entrevista en la hemeroteca de Diario de Cádiz Ana Mestre, antes de la entrevista en la hemeroteca de Diario de Cádiz

Ana Mestre, antes de la entrevista en la hemeroteca de Diario de Cádiz / Joaquín Hernández 'Kiki'

Comentarios 8

Tendrá más cualidades, seguro, pero a Ana Mestre, la primera mujer de la historia que asume la Delegación del Gobierno andaluz en Cádiz, se le aprecian rápidamente dos de ellas: la ilusión que pone en todo lo que dice y el profundo conocimiento que tiene de la provincia gaditana. Con estas virtudes, Mestre pide paciencia y un voto de confianza para el nuevo Gobierno andaluz conformado por su partido, el PP, y por sus socios de Ciudadanos. Y lo hace en un encuentro a tres bandas mantenido el pasado martes en la capital gaditana y en el que participaron los directores de los tres periódicos que edita el Grupo Joly en esta provincia: David Fernández, de Diario de Cádiz; Rafael Navas, de Diario de Jerez; y Javier Chaparro, de Europa Sur.

-¿Cómo ha sido su aterrizaje en la Delegación del Gobierno andaluz? Porque ha sido llegar y se han convocado ya unas nuevas elecciones generales.

-De momento va todo muy bien, estamos trabajando mucho y con mucha ilusión. Tenemos que poner en marcha nuestro proyecto político pero además con una responsabilidad añadida, porque nos debemos a los ciudadanos pero además tenemos unas elecciones por delante.

-La inauguración del hospital de Vejer, por ejemplo, se verá afectada por esa cita electoral porque no sé podrá hacer una inauguración a lo grande.

-Cierto, sucederá con ese hospital y con otras cosas que están previstas para esas fechas. En Vejer se hará la apertura y ya está. Lo que está claro es que nosotros no vamos a paralizar cosas que los ciudadanos llevan muchos años esperando. Ahí está el equilibrio entre gobernar y respetar un proceso electoral. Nosotros ahora lo que necesitamos es tiempo y mucha información para poder poner en marcha esto. Y con unas elecciones todos tenemos que dar más de nosotros mismos.

-¿Cómo es la coordinación con el equipo de delegados de la Junta en la provincia?

-Muy buena, la verdad. A los delegados del PP y a la subdelegada en el Campo de Gibraltar ya los conocía de antes, claro, y con los delegados de Ciudadanos también hay buena sintonía. Y es que aquí todos sabemos que representamos a un único Gobierno y que todos buscamos lo mejor para Andalucía y para la provincia. De momento nos hemos fijado una reunión semanal, en paralelo a los Consejos de Gobierno, para estar más en contacto.

-¿Se puede llevar todo adelante o son demasiadas áreas de trabajo para un solo delegado?

-Claro que se puede llevar todo adelante. La gente ha confiado en nosotros porque nos ven capaces. Y ahí estamos, dando lo mejor de nosotros porque creemos en esto. Y en cuanto a la reducción de consejerías y delegaciones, yo creo que debemos ser consecuentes. Siempre hemos criticado la estructura mastodóntica que habían creado los socialistas en la Junta y ahora lo hemos reducido por un ejercicio de responsabilidad. Yo creo que la clave está en apoyarnos más en los técnicos y en los funcionarios. Lo demás es mucho trabajo, mucho diálogo y mucha coordinación.

-Me imagino que entre los funcionarios de la Junta habrá de todo con la llegada del nuevo Gobierno: unos ilusionados, otros preocupados y muchos expectantes.

-Bueno, yo a priori he visto a los funcionarios contentos y expectantes, pero como en el resto de la ciudadanía andaluza. Hasta ahora el trabajo está basado en la confianza. La reciprocidad se espera y yo al menos la estoy recibiendo de ellos. El recibimiento ha sido magnífico y le doy las gracias a todos.

-¿No cree que el PP de Cádiz ha prometido en los últimos años muchas cosas que ahora posiblemente considere irrealizables?

-Yo creo que el PP ha ejercido una oposición muy responsable, tanto con nuestro comportamiento como con nuestras reivindicaciones. Es verdad que hay cosas que cuando llegas al Gobierno ves que es imposible de realizar, pero eso no es por una irresponsabilidad nuestra sino porque no conocíamos los entresijos y la situación real.

-O sea, que le está dando usted la razón a los socialistas cuando decían que muchas de las promesas del PP eran inviables.

-En absoluto les doy la razón. Los socialistas han tenido 37 años para hacerlo y no lo han hecho. No tendrían esas deudas con la provincia si no fuera porque ellos prometieron y crearon esas expectativas. Podían haber prometido menos y haber hecho más. O podían haber hecho lo que prometían. Pero no hicieron ni una cosa, ni la otra.

-¿Qué se puede hacer en cuatro años?

-En cuatro años no se culmina un proyecto político, está claro, pero sí se puede hacer muchas cosas como desbloquear asuntos que llevaban muchos años bloqueados por el acomodo de los que tenían que tomar decisiones. En cuatro años hay tiempo de sembrar, de cambiar algunas cosas y sobre todo de trasladarle a los ciudadanos las prioridades de este nuevo Gobierno. Y entre esas prioridades está hacer unos servicios públicos esenciales que sean más eficaces, porque esos servicios iban camino de la debacle. Por ejemplo, en sanidad apostaremos por la atención primaria, la reducción de las listas de espera y la eliminación de los colapsos en urgencias. Pero también queremos mejorar el sistema fiscal y simplificar la burocracia para que Andalucía sea una tierra más efectiva para la inversión. Eso Cádiz lo notará muchísimo. Tenemos que hacer que la Administración andaluza sea útil, ágil y eficaz.

-Y siguiendo con la sanidad, ¿qué soluciones plantea el nuevo Gobierno andaluz? Porque Cádiz sigue reclamando un nuevo hospital, el de Jerez presenta numerosas deficiencias y en el Campo de Gibraltar existe el problema de las plazas médicas de difícil cobertura.

-De momento ya hemos solicitado más plazas de MIR y estamos planteando soluciones porque la contratación de personal en algunas especialidades es dificultosa. Este Gobierno quiere acabar con la precariedad actual ampliando los contratos e incentivándolos para que sean atractivos para los médicos. Además, en el Campo de Gibraltar daremos marcha atrás a la fusión en la gestión de los dos hospitales para que sean mucho más eficaces. Estoy convencida de que la sanidad va a ser una de las áreas que más va a mejorar con el nuevo Gobierno andaluz y eso para nada tendrá que ver con los conciertos privados. Será así porque vamos a tener muy en cuenta la opinión de los profesionales sanitarios. Ellos van a ser los grandes protagonistas de esta transformación sanitaria, que se hará con seriedad y sin aspavientos. En cuanto a las infraestructuras, ahora estamos haciendo las valoraciones para ver las prioridades. Pero el nuevo hospital de Cádiz, por ejemplo, será motivo de un trabajo incansable. Se hará cuando el presupuesto lo permita.

-También hay muchas quejas por las carencias en materia de infraestructuras judiciales.

-Es que esta provincia acumula muchos retrasos. Cádiz lleva 15 años esperando su ciudad de la Justicia. Esa y las obras pendientes en el Campo de Gibraltar son nuestras prioridades. Creo que en los últimos años a la Consejería de Justicia le ha faltado determinación y recursos para cumplir sus promesas. Ahora todo será diferente porque el consejero de Justicia es de Cádiz (el vicepresidente Juan Marín) y dará lo mejor de sí para mejorarlo y para hacer la Justicia más ágil.

-¿Qué recetas tiene el nuevo Gobierno andaluz para combatir el desempleo en esta provincia?

-Sobre todo hace falta confianza, generar seguridad jurídica, simplificar la burocracia, es decir, todo lo que viene reclamando la Confederación de Empresarios de Cádiz (CEC) desde hace años. La multiplicidad de trámites burocráticos para las empresas ha lastrado a Andalucía mucho. Además, después harían falta medidas más concretas. Y los planes de empleo que se aprueben tienen que ser eficaces, con mayor control de las necesidades de cada territorio y que el empleo que se quede no sea tan temporal y esté mejor distribuido.

-¿Es viable el plan de empleo específico para la provincia de Cádiz que prometió el cabeza de lista del PP al Parlamento andaluz, José Ortiz?

-No lo descartamos pero sin unos presupuestos elaborados, no estamos en disposición de ello. Ya hemos empezado bonificando el impuesto de sucesiones, seguiremos con medidas educativas, otras para mejorar la Formación Profesional, y luego iniciativas de simplificación burocrática. Estoy segura de que a Cádiz vendrán medidas de generación de empleo que todos saludaremos. Pero ahora estamos abriendo los cajones y estamos siendo conocedores de la situación económica por la que pasa la Junta.

-O sea, que lo de Ortiz fue un brindis al sol.

-No. En el PP existe la creencia de que Cádiz necesita una mirada especial. Sin duda alguna. Porque haciendo lo mismo jamás vamos a obtener resultados diferentes. Yo insistiré y velaré para que el Gobierno andaluz dirija esa mirada especial hacia Cádiz. Esa va a ser una de mis máximas. Pero llevamos el tiempo que llevamos y ahora tenemos un escenario por delante que no es fácil, con unas elecciones convocadas y unos Presupuestos Generales del Estado que no existen y que tienen que ser el paraguas para poder elaborar los nuevos presupuestos andaluces. Creo que estamos avanzando mucho para el poco tiempo que llevamos.

-¿Existe alguna posibilidad de que la Junta de Andalucía no ponga en servicio el tranvía de la Bahía de Cádiz? Porque al PP jamás le gustó ese proyecto.

-Es cierto, jamás nos gustó. Pero a estas alturas de la película, con lo que se ha hecho y con lo que se ha invertido en la obra, no se nos pasa por la cabeza suspenderlo. Sería el colmo después de todo lo que llevamos pasado.

-¿Y en estos cuatro años empezarán los trámites de la futura autovía entre Cádiz y Huelva?

-No rehuimos de ese proyecto pero está a expensas de la disposición económica. Nosotros creemos que es una conexión imprescindible para el desarrollo socioeconómico de las dos provincias y tenemos claro que la obra se hará preservando el medio ambiente. También se construyó la autovía A-381 (Jerez-Los Barrios) cruzando por medio del parque de Los Alcornocales, y la obra recibió numerosos premios. Yo quiero sentarme con la Consejería de Fomento para ver si existe algún papel previo de éste o de otros proyectos de infraestructura por los que apostamos, como la autovía Arcos-Antequera.

-También prometió Juanma Moreno en la pasada campaña que eliminaría automáticamente el peaje de la autopista Cádiz-Sevilla (AP-4) en cuanto llegara a la Presidencia de la Junta.

-Nos preguntan ustedes por cosas que otros prometieron y no hicieron. Y nosotros acabamos de llegar. En cuanto a la autopista, Pedro Sánchez ha dicho lo mismo que Mariano Rajoy, que el peaje acabará a finales de este año. Y eso es lo que vamos a esperar.

-¿Habrá nuevos presupuestos en Andalucía antes del verano?

-Yo confío en que sí, pero con unas elecciones generales por medio no sé si habrá más o menos escollos. Yo lo que confío es en que los partidos moderados y responsables que hay en el Parlamento andaluz estén a la altura de las circunstancias y apoyen esas cuentas para cumplir las expectativas de los ciudadanos y para hacer viable este nuevo proyecto politico que ha empezado a andar en Andalucía y que tiene ansias de permanencia.

-Al hilo del discurso del PP sobre la red clientelar que existía en torno a la Junta, ¿qué casos son los más sangrantes?

-El objetivo es hacer una evaluación de la administración paralela que ha montado el PSOE y luego perseguir las irregularidades que se hayan podido cometer, por ejemplo a la hora de otorgar subvenciones. Pero hay que poner el foco en la administración paralela. Se duplicaron competencias y hasta hay entes públicos que compiten entre ellos mismos. Hay que optimizar los recursos y hacer la administración más eficiente. Yo no voy a ser quien generalice en las críticas a esas subvenciones o ayudas otorgadas, aunque las sospechas están ahí. Véase el caso de los EREs o el fraude de la formación, etc.

-Pues Vox insiste en su petición de que se supriman ayudas a diversos colectivos.

-Todos los colectivos tienen derecho a concurrir a esas líneas de subvenciones. Si hay irregularidades, que se vaya contra ellos. Pero si todo es legal y los proyectos para los que se les dio el dinero se cumplen, no hay nada que decir.

-¿No echa de menos una provincia de Cádiz más unida y sin tantos localismos?

-Claro que sí. En cada ciudad hay que atender las demandas de los vecinos, por supuesto, pero la provincia de Cádiz debe tener un proyecto común, con unas administraciones que remen juntas para alcanzar una provincia más competitiva y con unas infraestructuras que sean más atractivas. Y eso pasa por un mejor talante a la hora de dirigir las administraciones públicas. En lo que a mí respecta tengo ya la mano tendida y garantizo que en la Junta no va a haber sectarismo. Esta provincia es única porque aquí hay de todo. Y si lo entrelazamos todo, seremos insuperables.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios