Ana Mestre | Delegada del Gobierno andaluz en Cádiz

“Este Gobierno andaluz va a mirar de frente al paro y va a poner las soluciones”

  • La primera mujer en llegar a la Delegación de la Junta en Cádiz promete dedicación y asegura que su obsesión es “saber priorizar las necesidades de esta provincia”

  • “Juanma Moreno destaca por ser un político muy humano”, dice Ana Mestre

Ana Mestre toma posesión de su cargo en un acto celebrado este jueves en el Palacio de San Telmo y presidido por el presidente de la Junta, Juanma Moreno. Ana Mestre toma posesión de su cargo en un acto celebrado este jueves en el Palacio de San Telmo y presidido por el presidente de la Junta, Juanma Moreno.

Ana Mestre toma posesión de su cargo en un acto celebrado este jueves en el Palacio de San Telmo y presidido por el presidente de la Junta, Juanma Moreno.

Comentarios 6

Trabajar y priorizar. Estos son los dos verbos que más repite Ana Mestre desde que este jueves tomara posesión en Sevilla de su cargo de delegada del Gobierno andaluz en Cádiz. Y es que la primera mujer de la historia de la autonomía andaluza en asumir esta responsabilidad en la provincia tiene claro que lo que la sociedad gaditana requiere es que haya políticos que trabajen y que conozcan las necesidades de esta tierra pero sobre todo que sepan priorizarlas y que den con las soluciones adecuadas.

Con este planteamiento ha aterrizado ya en el cargo esta dirigente del PP que presume de tener experiencia en política y una visión claramente metropolitana de la provincia. Y es que, aunque nació y se crió en Jerez, Mestre ha sido concejala tanto en la capital gaditana como en Sanlúcar. Al lado de Teófila Martínez aprendió a gobernar y en la capital de la manzanilla tuvo que ejercer la oposición, al igual que en un Parlamento andaluz al que ha dedicado los últimos siete años.

Es esta experiencia la que lleva a Mestre a afirmar con rotundidad que el principal problema que ha tenido y sigue teniendo la provincia de Cádiz es la falta de trabajo, “que es la mayor asignatura pendiente tras casi 40 años de gobierno socialista en la Junta de Andalucía”, apostilla. Y este cometido, deja claro la nueva delegada, va a ser la prioridad del autodenominado gobierno del cambio. “Lo que va a hacer este nuevo Gobierno andaluz es mirar de frente al desempleo y plantear soluciones para combatirlo”, indicaba con mucha firmeza en declaraciones a este periódico.

Desde que le comunicaron su designación a última hora del lunes, la nueva delegada de la Junta en Cádiz está viviendo unas horas vertiginosas que, sin embargo, no suponen algo nuevo para ella “porque ya estoy acostumbrada a mucho ritmo de trabajo”, explica. Eso sí, se ha tenido que despedir con pena de un Parlamento de Andalucía “que me ha dado muchísimo”, reconoce. “Cada uno es como es y yo soy mucho de las relaciones personales. Y en la Cámara andaluza dejo magníficas personas entre políticos, letrados, camareros de la cafetería, ujieres, etc.”, indica con nostalgia.

En estos días Ana Mestre ha tenido tiempo de visitar ya el edificio principal de la Delegación de la Junta de Andalucía en Cádiz, ubicado en la plaza de España de la capital gaditana. El miércoles ya se reunió allí con el delegado saliente, el socialista Juan Luis Belizón. “Fue un encuentro de cortesía muy cordial en el que tuvimos tiempo de intercambiar impresiones sobre la realidad de una provincia única como es Cádiz”, resume Mestre, que también ha iniciado ya el trabajo protocolario de saludar uno a uno y de manera telefónica a todos los alcaldes.

Al igual que viene realizando el presidente de la Junta, Juanma Moreno, desde su toma de posesión, también Ana Mestre recurre al adjetivo “histórico” para valorar todos los cambios que se vienen sucediendo en las últimas semanas en el Gobierno andaluz. En su caso particular, este adjetivo se eleva varios grados porque ella no es sólo la primera persona no socialista en llegar a esta Delegación sino que, además, es la primera mujer en asumir esta responsabilidad. Al respecto señala que para ella es un “orgullo” ser una pionera, pero de inmediato añade que lo que más le agrada “es que no sean solo las mujeres las que me felicitan por ello porque muchos hombres también me han recordado ese extremo”.

Ana Mestre es producto de la cantera del PP de Jerez de la que surgieron dirigentes como Antonio Sanz o María José García-Pelayo, entre otros. Pero Mestre destaca sobre todo por la buena sintonía que ha mantenido con Juanma Moreno desde que éste aterrizara en la presidencia del PP de Andalucía en 2014 para relevar a Juan Ignacio Zoido. Mestre siempre ha estado en el círculo de confianza del nuevo presidente de la Junta como vicesecretaria general, primero de Política Municipal y ahora de Sociedad del Bienestar.

Desde este prisma, la delegada afirma que tanto ella como la dirección del PP andaluz “hemos tenido la oportunidad de hablar con muchos colectivos necesitados de Andalucía en estos años y hemos podido comprobar que, ante la situación política nacional repleta de incertidumbre, estamos obligados a poner soluciones para que los andaluces puedan seguir saliendo de una crisis económica que ha sido la peor de la historia”.

Debido a su afinidad con Juanma Moreno, a Mestre hay que preguntarle por el nuevo presidente de la Junta y por lo que, a su juicio, puede aportar a la política andaluza. Al respecto, la delegada del Gobierno andaluz en Cádiz dice que Moreno “destaca sobre todo por ser un político muy humano”. “Él es alguien tremendamente sensible con los problemas de la gente, como viene demostrando en todas sus intervenciones”, añade.

A la espera de que el próximo martes sean nombrados los otros seis delegados provinciales (tres del PP y tres de Ciudadanos) Mestre asegura que el día a día con sus socios naranjas será llevadero “porque las negociaciones entre ambos partidos son muy fluidas desde el primer momento y porque todos tenemos claro que aquí hay un solo Gobierno”.

Preguntada sobre algunos de los proyectos de la Junta que están en obras desde hace muchos años, como el tranvía de la Bahía o el hospital de Vejer, Mestre deja claro que no sólo no se frenarán esas actuaciones sino que se intentarán agilizar “porque evidentemente somos un Gobierno responsable”. Eso sí, no dudó en calificar estos proyectos como “dos monumentos a la gestión fracasada del PSOE en esta provincia”.

Y sobre algunas infraestructuras prometidas por el PP, explicó que su partido sigue teniendo en cartera desarrollar el desdoble de las carreteras Arcos-Antequera (A-384) y El Puerto-Chipiona (A-491), así como la construcción de la autovía Cádiz-Huelva, pero aclara Mestre que eso será “después de que hayamos visto el estado real de las cuentas y de que hayamos fijado las prioridades en unos Presupuestos que lamentablemente hoy son inexistentes”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios