industria | huelga general y manifestación

Mensaje de fuerza del Metal: "Esto acaba de empezar"

  • La división sindical resta afluencia a la huelga pero no a la manifestación, que llevó a más de 5.000 personas, según la (CPM), desde Navantia a Puerto Real

Comentarios 23

De la niebla y el frío de la mañana se pasó al sol y el calor de la tarde. Metáfora válida de la repercusión que tuvo la huelga general convocada por los sindicatos minoritarios (CGT, AT y SAT) junto a la Coordinadora de Profesionales del Metal (CPM) y el apoyo de Podemos contra la precariedad laboral y el cumplimiento del convenio; y el éxito de convocatoria de una manifestación que reunió a más de 5.000 personas, según la CPM, que llegaron andando desde la puerta de Navantia en Puerto Real hasta el centro de este municipio, pasadas las ocho y media de la tarde.

De todo lo ocurrido ayer pueden extraerse varias conclusiones. Una, evidente, la desunión sindical. Por primera vez en años, una gran manifestación vinculada a los astilleros no llevaba la insignia de los dos principales sindicatos, CCOO y UGT. Pese a ello, los convocantes de ambas acciones de protesta no dudaron en calificarlas de éxito, pese a la disparidad de opiniones mostradas al respecto por ambas centrales sindicales y la patronal, Femca. enfrentados

También es evidente que, cuando un sindicato como CCOO dice que una jornada de huelga general en el sector del Metal de la Bahía ha tenido éxito en un astillero porque “a los trabajadores les han dado el día de vacaciones”, es que algo no va bien. Más allá del enfrentamiento lógico por tener la representatividad sindical en las empresas a través de los comités, lo cierto es que la convocatoria de huelga general realizada por tres sindicatos minoritarios en las pymes ha puesto de manifiesto que, de nuevo, en Cádiz no existe la unidad necesaria para solucionar el problema, en este caso, de la precariedad laboral, si existe, o del incumplimiento del convenio laboral, si existe.

Curiosamente, esta fue ayer la crítica del responsable provincial de Industria en UGT, Antonio Montoro, quien no quiso entrar en valorar cifras de seguimiento. Sólo dijo que “cosas como las de hoy no pueden volver a ocurrir, Cádiz no puede ser el hazmerreír de Andalucía, Cádiz tiene que ir unida a solucionar cualquier problema que afecte a los trabajadores”.

Más contundente y crítico fue Jesús Serrano, responsable de Industria en CCOO. Aseguró que, salvo en el astillero de Puerto Real, la actividad en los otros dos centros de Navantia en la Bahía (San Fernando y Cádiz) había sido “completamente normal”, así como en Dragados, Airbus (tanto en Puerto Real como en El Puerto) y Alestis. Sobre la no asistencia de trabajadores en la factoría puertorrealeña, Serrano fue muy claro. “En las asambleas que se celebraron la tarde antes, en Puerto Real todo el mundo, de contratas y de plantilla, dijo no rotundo a la huelga salvo un voto a favor y tres abstenciones; en San Fernando, todos contra la huelga salvo 5 a favor; y en Dragados, algo parecido. Si en Puerto Real no fueron a trabajar es porque tanto en las contratas como en la plantilla fija se les dio el día de vacaciones a los trabajadores que lo pidieron”. Por último, el representante de CCOO aseguró que “lo que ha pasado hoy –por ayer– tiene que servir para que quienes lo han organizado no lo vuelvan a hacer”.“No a la huelga”

Desde la patronal, Femca, se insistió ayer en casi los mismos puntos que los dos principales sindicatos. Tanto en las industrias tractoras como en las pymes de los polígonos de la Bahía, “la normalidad ha sido total y todos han trabajado en sus talleres. Ha habido un no a la huelga importante”. Además, la Federación detalló que “también han trabajado todas las empresas del Metal que no están vinculadas a las grandes tractoras, desde electricistas a talleres de coches”. Sobre las pymes exclusivamente vinculadas al sector naval, la patronal aseguró que “han trabajado en los talleres con toda normalidad”. Y, por último, sobre el seguimiento de la huelga en Puerto Real, Femca aseguró que “lo que sabemos es que en las asambleas se votó casi por unanimidad no a la huelga”.

Esta situación no fue obviada en la manifestación de por la tarde. Es otra de las conclusiones. José Martínez (portavoz de la coordinadora de los sindicatos convocantes), aseguró que la ausencia de los dos grandes sindicatos le provocaba “dolor y tristeza” porque, añadió, “tanto CCOO como UGT tienen una larga historia de lucha y es muy triste que en una situación como la que vive este sector en la Bahía se coloquen más cerca de la patronal que de los propios trabajadores. En cualquier caso, pueden estar seguros de que por parte nuestra siempre vamos al diálogo y vamos a evitar la confrontación. Si ellos están dispuestos a apoyarnos perfecto; si no, simplemente les pedimos que se echen a un lado pero que no se enfrenten ni se pongan del lado de la patronal”.emotivo recuerdo

Pero antes de empezar a andar se vivió en la puerta de la factoría uno de los momentos más emotivos del día. Junto a la pancarta que encabezaba la marcha, con crespones negros, dos familiares de los trabajadores fallecidos a finales de mayo en Puerto Real recogían un ramo de flores ante el atronador y emocionante aplauso de todos. Allí, desde la CPM, se dijo alto y claro: “En estos astilleros históricos de lucha, el 21-M la clase trabajadora y el sector del Metal honramos a los dos compañeros víctimas de la precariedad laboral que sufrimos a diario. Hoy, como aquel día, con más honradez que nunca, aprobamos la huelga general. Esta fuerza que hemos demostrado hoy aquí, que os sirva para vuestras vidas y os dé aliento”. Y, de nuevo, la referencia a los dos principales sindicatos. “Es una demostración de que las bases de los dos grandes sindicatos no van con las direcciones. Los sindicatos mayoritarios hablan de legalidad cuando esa legalidad se demostró el 21-M, cuando todos los compañeros a mano alzada dimos un golpe de dignidad y honramos a esas dos víctimas de la precariedad laboral. Este es el punto de partida, hemos hecho un ejercicio de crear conciencia, de decir a los compañeros de las empresas auxiliares que se puede vencer al gigante, pero organizados, unidos y si tocan a uno van a tocar a todos”.

Mayte Sánchez, edil de Podemos en Puerto Real, reflejó el sentir de la formación morada en esta protesta: “Esta lucha es de los trabajadores desde la dignidad, por cosas tan básicas como que se cumpla el convenio; es increíble que haya trabajadores que se hayan tenido que auto organizar porque en la mayoría de las empresas que trabajan para los astilleros no se cumple el convenio ni hay nadie que vigile que eso se cumpla”.

Poco después de las seis y media de la tarde, la marcha comenzaba. Con un amplio despliegue policial, los manifestantes salieron del polígono de astilleros y decidieron encaminarse a Puerto Real a través de la autovía, en lugar de a través de la barriada del Río San Pedro o de la carretera de Airbus. Las colas de vehículos en ambos sentidos pronto fueron considerables.“Hoy nos faltan dos”

Por el camino, las consignas más coreadas volvieron a ser el clásico “que viva la lucha de la clase obrera”; “dónde están, no se ven, Comisiones y UGT”; pero también un sonoro y siempre aplaudido “hoy nos faltan dos”.

Llegados a la Plaza de Jesús, en Puerto Real, los manifestantes fueron recibidos con aplausos por los allí presentes. El primer portavoz de la CPM en tomar la palabra, además de agradecer, insistió: “Lo hemos conseguido, hoy es un día histórico porque después de muchos años, el sector del Metal ha vuelto a unirse para defender sus derechos y clamar contra la precariedad”.

Antes de terminar, los convocantes anunciaron la puesta en marcha de la conocida como ‘caja resistencia’, una recolecta para todo quien quisiera aportar una cantidad económica dirigida a las familias de los dos empleados fallecidos. Por último, la CPM se felicitó porque no hubo ni un solo incidente ni antes, ni durante, ni después de la manifestación. “La Policía nos ha felicitado y nos han dicho que se iban”, afirmaron.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios