PUERTO REAL

Inician una campaña para ayudar a la churrería que ardió en carnaval

  • Los ladrones aprovecharon el incendio para robar parte del material que se salvó

Comentarios 1

El impresionante incendio de la Churrería Melgari el pasado jueves en Puerto Real ha dejado en una complicada situación a la familia Melgarejo Moreno. No solo por lo que perdieron en la Plaza de Correos, donde la churrería quedó reducida a un amasijo de hierros, sino porque en apenas un mes empieza la temporada fuerte en las distintas ferias de Andalucía que no van a poder iniciar si no consiguen levantar el negocio de nuevo.

Hemos perdido toda una vida de trabajo de mis padres”, dice Antonio Jesús Melgarejo, que se hace ahora cargo de una empresa familiar, que levantaron con mucho esfuerzo y sacrificio sus padres, Manolo y María Jesús.

A Antonio Jesús le cuesta recordar lo vivido el jueves de carnaval en Puerto Real. Acababan de montar la churrería y estaban preparándose para iniciar un fin de semana de fiesta en el que trabajar hasta el amanecer. “Fue todo muy rápido. Una de las freidoras se calentó y cuando nos dimos cuenta el fuego empezó a propagarse con mucha rapidez”, recuerda Antonio Jesús. “En muy poco tiempo todo eran llamas, humo negro y prácticamente la estructura de hierro”. Poco pudieron hacer él y los tres trabajadores que le acompañaban en ese momento.

Las pérdidas han sido cuantiosas. Calculan que supera los 100.000 euros, aunque “es complicado de saber porque se iban renovando cosas poco a poco y había mucha maquinaria, además de la estructura”.El fuego también causó daños en los alrededores de la plaza, principalmente en las persianas de algunas viviendas cercanas.

“De eso sí se hará cargo el seguro, de los daños a terceros, pero el resto lo hemos perdido y tenemos que asumirlo nosotros”, explica Melgarejo, quien, después de todo, se alegra de que no se produjesen daños personales.Y como a perro flaco todo son pulgas, además de ver como su negocio era pasto de las llamas, Antonio Jesús Melgarejo comprobó más tarde que, además del incendio habían sufrido un robo. “La Policía acordonó la zona después del incendio. Teníamos otra maquinaria más pequeña para hacer churros que no había sufrido ningún daño y que cuando regresamos a la Plaza de Correos ya no estaba. La habían robado junto a un carro”.

Y aunque para la familia es muy difícil encontrar algo positivo en todo lo que han vivido estos días, están muy agradecidos con la ola de solidaridad que han recibido desde que se produjo el incidente. “Puerto Real se portó muy bien con nosotros y Aguilar de la Frontera (Córdoba) -donde reside la familia- también se está volcando”.

Tras conocerse la noticia, se ha iniciado a través de las redes sociales una campaña solidaria para ayudar a que la familia pueda volver a levantar el negocio. Se ha abierto un número de cuenta donde muchas personas, desde distintos puestos de Andalucía, están colaborando. Integrantes del gremio de feriantes, varias entidades y cofradías ya han mostrado su intención de colaborar.

En la página de Facebook ‘Churrería Chocolatería Melgari Melgarejo Moreno’, se pueden encontrar más información aquellas personas interesadas en colaborar con la familia.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios