DIARIO DE CÁDIZ En la batalla del coronavirus: mantenemos nuestra cita en los quioscos con despliegue informativo sobre la pandemia

Listeriosis, más allá del problema de salud

La alerta sanitaria por listeria ya provoca una profunda crisis con repercusiones económicas en el sector cárnico andaluz

Detrás de la aparición de los casos de listeriosis en hasta tres industrias cárnicas andaluzas hay algo más que una alerta sanitaria y un problema de salud, con ser éstos, como analizamos recientemente la mayor inquietud y donde hay que exigir las primeras explicaciones de por qué han fallado todos los controles que hubiesen prevenido esta situación, que ha provocado que más de doscientas personas enfermen -muchas de ellas mujeres embarazadas-, de las que tres han fallecido, y seis mujeres han abortado por la infección. Pero las tres alertas sanitarias por presencia de listeria en productos de otras tantas industrias cárnicas y en tres provincias andaluzas -Sevilla, Cádiz y Málaga- han causado también la mayor crisis que ha vivido en toda su historia el sector cárnico andaluz. Aunque casi todos los afectados provienen de un solo foco, el primero detectado en la empresa Magrudis de Sevilla, las consecuencias económicas están afectado a todo el sector, compuesto en su mayoría por empresas pequeñas y medianas, en muchos casos industrias familiares. La situación se ha visto agravada por el hecho de que las alertas no han quedado aisladas a ese caso inicial, sino que se han repetido en Paterna (Cádiz) y Benaoján (Málaga). Esto ha supuesto que empresas que tienen carne mechada -el principal producto afectado- hayan perdido el 100% de los ingresos que facturaban de la venta de este procesado cárnico. Las empresas consultadas por este diario admiten que las repercusiones no se limitan a la facturación y temen que pongan en peligro empleos. La industria también teme un efecto contagio a otros productos y marcas y apelan a la intachable trayectoria del sector cárnico durante decenios, con productos de calidad reconocida. Las administraciones competentes, singularmente la Junta de Andalucía, han de tomar todas la medidas a su alcance para acabar primero con la alerta sanitaria y evitar después irreversibles repercusiones económicas para el sector cárnico.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios