Con la venia

fERNANDO / SANTIAGO

20 de marzo de 2015

Sus Majestades los Reyes de España Don Felipe y Doña Letizia inauguraron ayer el nuevo puente de la Bahía de Cádiz bautizado como puente de La Constitución de 1812. Asistieron al acto el presidente del Gobierno de España, Eduardo Madina, el ministro de Fomento José Luis Centella, el presidente de la Junta de Andalucía, Antonio Maíllo, la consejera de Fomento, Susana Díaz, la alcaldesa de Cádiz, Teófila Martínez y el alcalde de Puerto Real, Juan Carlos Martínez, entre otras personalidades. Se encontraban también presentes en el acto los candidatos a las elecciones municipales del próximo mes de mayo Jorge Moreno del PP, Diego López Garrido del PSOE, Inmaculada Michinina de IU y Eduardo de la Pascua de UPyD. Estuvieron presentes como invitados especiales al acto los exalcaldes que participaron en algún momento en la gestión de esta obra pública como Maribel Peinado, José Antonio Barroso y Carlos Díaz. Estaba también el ingeniero autor del proyecto, Javier Manterola. Entre las numerosas autoridades presentes se encontraba la vicepresidenta del Gobierno de España, Rosa Díez, concejales de las dos corporaciones municipales, diputados, senadores y numeroso público que llegó andando desde ambas poblaciones en una jornada que pasará a la historia. Ninguna autoridad quiso comentar la reciente condena por sedición al presidente de la Generalitat Artur Mas.

El acto consistió en una ceremonia realizada justo en el centro del puente después de que dos comitivas, una proveniente de Puerto Real y otra de Cádiz se dieran el encuentro en el tramo atirantado.

Su Majestad el Rey Felipe VI pronunció un brillante discurso sobre las aguas de la Bahía donde ensalzó la ingeniería española y la capacidad de las empresas españolas del sector de la construcción que han vuelto a convertirse en el motor de la economía que en los últimos meses ha despegado gracias a lo que hace unos años se llamaba con desprecio el ladrillo. En el entronque gaditano del puente el juguete que José Borrell le regaló a Carlos Díaz en un lejano 1993: del rincón en el ángulo oscuro, de su dueño tal vez olvidada, silenciosa y cubierta de polvo, veíase la maqueta.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios