Es habitual que muchas administraciones den publicidad a los ingresos que pueden tener colectivos con los que mantienen algún conflicto laboral. Una forma hábil para conseguir el apoyo ciudadano, que compara su sueldo con el de estos trabajadores. El problema es cuando se aportan datos que se saben que son incorrectos. Es lo que ha pasado con los sueldos de los médicos de familia. La cifra aportada por el SAS, cerca de 100.000 euros al año, casi duplica al sueldo real de la mayor parte de este colectivo que, además, soporta malas condiciones de trabajo y muchas horas de atención.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios