El Palillero

El 'corazón partío' del PP

La ciudad también se queda 'partía'. Puede que partida en dos, o rota del tal modo que va a ser difícil arreglarla

El PP ha sido el primer partido en presentar a su candidato municipal en Cádiz, Juancho Ortiz, en un acto celebrado en el Hotel Atlántico."A quien madruga, Dios le ayuda", dice el refrán. Falta le va a hacer la ayuda, desde luego. Otro refrán dice: "El que da primero da dos veces". Juancho ya ha dado fe de vida, y se ha postulado como el referente del PP en Cádiz para lo que pueda pasar desde ahora hasta mayo de 2019. Eso era lo principal. El PP se ha dado prisas, mientras su rival del centroderecha, Ciudadanos, todavía no ha proclamado al candidato, aunque se preesupone que será Juanma Pérez Dorao. Pero la mejor aportación del llamado Nuevo Pepé gaditano ha sido el corazón partío.

Este corazón partío no es el de Alejandro Sanz, sino un símbolo del Cádiz de Kichi. Hay comparsistas que se parten el pecho cantando por su ciudad. Hay alcaldes que se parten el pecho, pero la ciudad también se queda partía. Puede que partida en dos, o rota de tal modo que va a ser difícil arreglarla. No por lo que hizo, ni lo que deshizo (que ha sido poco), sino porque el tiempo pasa y se queda una sensación tristona: Cádiz es cuatro años más vieja y se le nota.

Han llamado la atención algunos símbolos desplegados por el PP en su presentación. La puesta en escena se le ha atribuido a José Manuel Cossi, que tiene experiencia carnavalesca también, como autor de repertorios para el laureado cuarteto de Gago. Un cuarteto bueno se va a disputar el premio gordo. Un cuarteto integrado por el Kichi, el Juancho, el Fran y el Juanma (este último se le supone). Pero sólo puede haber un ganador. Cádiz lo espera con el corazón partío, y con un ojo morado de tanto llorar, unas veces de pena y otras de la risa.

Juancho ya ha salido al escenario. Hablará de unidad en la ciudad. Lo primero que debe unir Juancho es al electorado que perdió el PP. Esos 5.000 votos que pasaron de Teófila a José María, no se sabe cómo todavía. ¿Son votos volátiles? ¿Son votos de ida y vuelta? ¿Son votantes que no saben lo que votan? A esos votos que se les fueron se les añaden los que se les pueden ir a Ciudadanos. La otra vez les rebañaron dos concejales, pero en 2019 podrían ser algunos más.

A sabiendas de la dura batalla que le espera, Juancho ha sido el primero del cuarteto que sale al escenario. Ya han cantado y han bailado, y han dicho algunas cosas. Pero ahora le queda a Juancho lo más difícil, lo que le hará triunfar o no, que es recuperar la ilusión de sus votantes perdidos y perdidas, esos y esas que le daban las mayorías a doña Teófila. En aquellos tiempos.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios