línea de fondo

Manuel Galvín

La clonación de Zidane

Eterna y lastimosa manía muy francesa de comparar al astro con jugadores de mucho menos nivel

NADIE podría imaginarse el calvario que iban a pasar los amantes del fútbol de vals que practicaba Zinedine Zidane cuando este se retiró en aquella final del Mundial de Alemania. Para empezar, un buen día sonó para el Real Madrid un jugador desconocido y cuya calidad era un jeroglífico en aquellos momentos. Un tal Faubert que vista su trayectoria había estado en los mismos clubes que Zidane, esto no pasó desapercibido para la prensa y rápidamente se hizo hincapié en tal detalle. Una aberración mayúscula aunque solo fuera nombrar que habían estado en mismos clubes franceses, ya que era una forma de ponerlos a la misma altura. Como todo fichaje del equipo blanco, se vende como si fuera un futbolista excepcional desde la prensa madrileña. En resumen, Faubert en el Madrid tan solo fue motivo de risas. Y en otros equipos del balompié no es que se le vaya a recordar felizmente.

Hace unos años también recuerdo la comparación con otro francés semidesconocido que jugó en la serie A italiana en el Bolonia y en la Lazio, un tal Mourad Meghni. Por favor, basta de poner al quinto mejor de la historia en el mismo escalón que a jugadores del montón.

En los últimos tiempos, tres jugadores de reconocida calidad fueron equiparados con Zidane para liderar a Francia, caso de Ribery, Nasri y Benzema. El primero recordaba por su calidad y regate, el segundo por visión de juego, el tercero simplemente porque tocaba sacarse de la manga otro jugador joven a quien comparar con uno de los más grandes. Sin embargo, si es cierto que en este caso hablamos de jugadores de gran calidad pero ni por asomo igualable a la magnánima calidad del ex de la Juventus de Turín, entre otros.

El sentimiento de inferioridad francés en el panorama futbolístico internacional de los últimos años les lleva a buscar una figura de jugador absolutamente irrepetible. En resumen, una clonación utópica.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios