Los brotes en Andalucía

Hemos pasado a alarmar con un brote (uno) en la provincia de Cádiz, como si se hubiera agravado la pandemia

Hoy empieza julio. El turismo va mal, después de la desescalada del coronavirus. Va mejor si lo comparamos con el confinamiento feroz. Pero no tiene nada que ver con otros años en la costa gaditana. No funcionó bien el turismo de andaluces entre provincias. Ni funcionó, como se esperaba, la llegada de madrileños y residentes de otras comunidades, en el pasado fin de semana. En cuanto a los extranjeros, hoy aprueban una lista parcial, pero sólo van a llegar algunos europeos (alemanes e ingleses a cuentagotas). Unos los esperan con recelos y otros temen una oleada de casos que se cargue del todo la economía de 2020. Y en esas estamos, cuando difunden la siguiente noticia: "Los rebrotes convierten a Andalucía en la región con más contagios de España".

Si eso lo ven en Berlín, en Londres o en París van a reservar mañana mismo. Y, para colmo, hay que explicarlo bien. Y hay que especificar cuántos brotes son, donde están, y quiénes son los contagiados. Resulta que hablan de 10 brotes, con 212 casos, de los que la mitad corresponden a un centro de acogida de Cruz Roja en Málaga, provincia en la que no hay muertos por coronavirus desde hace dos semanas (dato que se difunde menos). En la lista negra, aparece la provincia de Cádiz, donde el único brote ha surgido en una pensión de Algeciras, que colaboraba en acogida de servicios sociales.

En Cádiz y en el resto de Andalucía, los rebrotes están vinculados, en su mayoría, a migrantes. Sin callarlo, hay que manejarlo con prudencia, porque puede originar xenofobia, si contribuye a la ruina turística, o a confinar. Cuidado, que están jugando con fuego. En Andalucía hay tres provincias sin rebrotes, que son Sevilla, Córdoba y Jaén, las tres únicas sin costas, casualmente.

La imagen turística de Andalucía, en general, y de Cádiz, en particular, puede quedar destrozada si seguimos destacando que es "la región con más brotes". Aunque con cero muertos ayer. La que tiene menos casos y sigue sin brotes es Asturias. Será por su ubicación. Parece que les ayudan las galernas del Cantábrico. Y están siendo protegidos por la Virgen de Covadonga.

En la gestión del coronavirus hemos pasado de un extremo al otro. Del ministro Illa, minimizando y escondiendo a miles de muertos, a alarmar con un "brote" (uno) en la provincia de Cádiz, como si aquí se hubiera agravado la pandemia. Supongo que lo hacen para prevenir a los incumplidores. Pero, señor Marín, ¡ojo!, que van a espantar a los turistas. Estamos en el momento más frágil de la temporada veraniega.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios