Yo bloqueo, tú bloqueas

Yo al menos desconozco la oferta del grupo gubernamental para la renovación de los jueces

Definitivamente piensan que los españoles somos idiotas. Digo ahora de Carmen Calvo, vicepresidente del gobierno de Sánchez/Iglesias. Con su vocecita de niña bien nos viene diciendo que el PP está bloqueando la renovación del Consejo General del Poder Judicial que, por su parte, no dice mucho, pero se va "a Europa" a llorar lo que tiene por desafuero. En un bloqueo, bloquean los dos, el desacuerdo es dual. Digo yo. Francamente no lo entiendo de otro modo. Se viene de una negociación en la que uno ofrece y el otro rechaza, y viceversa. Hasta lo que ofrece uno, o el otro, no tiene el rechazo del otro, o del uno. Es el acuerdo. Pero ¿se ha plantado alguien, Carmen Calvo en nombre de Sánchez/Iglesias, Pablo Casado? El plante es en cierto modo el bloqueo, lo que ha logrado, nada menos, el descalificativo de anti español y anti patriota para Casado. Porque lo patriótico y lo español es no bloquear la renovación del CGPJ, si no hay un bloqueo dual sino de parte, del PP, claro. Lo que no entendemos. Y nosotros mirando la partida de ping pong chino, escuchando la vocecita quebradiza de doña Calvo acusando a Casado de bloquear la Justicia, casi. Como si fuéramos idiotas, idiotas. Porque yo, al menos, desconozco la oferta del grupo gubernamental para la renovación del órgano de lo jueces, y también la del PP. Secreto del Sumario, casi. Porque se trata de nombres propios que no se dan para que no se quemen y, entonces, los vetos cruzados quedan impunes y los jueces, el órgano mencionado, lleva dos años esperando la renovación. Imposible llegar a acuerdos, al parecer. Y por eso una parte ataca con cambiar la Ley por la que se bloquea y la otra parte se pone el traje de anti español y anti patriota y se va a Europa a decirle a los dirigentes europeos lo que hay en España, el chavismo que viene de camino, la democracia en peligro y todo esto que forma parte de una estrategia que nos golpea con fuerza a los españoles y al prestigio de nuestra democracia. Estamos en la enormidad, estoy convencido. Hay un problema de base y todas las reacciones devienen en indeseadas e indeseables. Hasta hablar de la muerte de la democracia a manos del socialcomunismo de raíz bolivariana, el chavismo puro y duro, "que nos gobierna". Ante este cuadro preocupantísimo, bloquear o no bloquear no es la cuestión, la cuestión es que no somos idiotas, los españoles. Nada de mensajes denodados que luego son amplificados, nada de lo que hay, de lo que está siendo. Este bloqueo y los jueces callados.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios