Yo te digo mi verdad

Pactar con Vox

Veo poco probable que se acerque un Tercer Reich porque la indeseable Vox se haga con tres o cuatro ministerios

En una cosa al menos (no descarto descubrir que en alguna más) estoy de acuerdo con Feijóo, la nueva esperanza del PP: en que es legítimo pactar con Vox, puesto que sus líderes electos representan a cientos de miles de españoles que les han votado. Esa es la fuerza del partido ultraderechista. Por lo que sea, muchos ciudadanos han decidido que su ideario o su programa o sus proclamas o sus gestos, les representan. Ni más ni menos que lo que ocurre con Podemos, Bildu o Esquerra Republicana.

Considerar bueno para la estabilidad del país, o de cualquier comunidad autónoma (atención, andaluces) el gobernar con esos ultras y anatemizar como el peor de los males antiespañoles que el PSOE haga lo mismo con izquierdistas o independentistas es una contradicción, y supone una visión distorsionada e interesada de la cultura democrática, en la que la capacidad de pactar es un valor fundamental.

Haga el Partido Popular lo que vea conveniente, y apechugue después de manera no vergonzante con los resultados de sus acciones. No vaya a ser que le pase como a Pedro Sánchez, que tuvo que tragarse sus palabras sobre Pablo Iglesias y sus inquietudes sobre la imposibilidad de conciliar el sueño.

Igual que el PSOE siempre ha tenido una corriente izquierdista, el PP ha albergado un lado ultra desde su origen franquista, sólo que los integrantes de este sector antes se guardaban de "levantar el brazo" si no era en ambientes estrictamente íntimos, y de pronto decidieron, con éxito, que a su respetable público le van más los alardes de testosterona e indignación ante el supuesto camino hacia el desastre que han emprendido los 'socialcomunistas', a la vez que señalan la caza y los toros como emblemas de salvación de lo 'nuestro'.

A lo mejor peco por mi eterno lado optimista, pero igual que España no se ha convertido, ni se convertirá (por mucho que algunos lo griten), en una república soviética porque Podemos participe en el Gobierno, veo poco probable que se acerque un Tercer Reich porque la indeseable Vox se haga con tres o cuatro ministerios. Otra cosa sería si resultaran los más votados, pero la verdad es que espero que la indignación comprensible de los ciudadanos no derive en esa loca frivolidad desmemoriada de desviar el punto de mira y entregar el futuro del país a los mismos privilegiados de siempre disfrazados de redentores.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios