Crónica Levantisca

J. M. Marqués Perales

jmmarques@diariodecadiz.com

Edu era enorme

A la consejera de Empleo le dieron una medalla policial por luchar contra el fraude: llega al lugar adecuado

Rocío Blanco, la nueva consejera de Empleo, es una solvente inspectora de Trabajo; era la delegada de la Tesorería General de la Seguridad Social en Málaga cuando la Udef -el cuerpo investigador de delitos económicos de la Policía Nacional- desató la llamada Operación Edu. La Seguridad Social había encontrado ayudas a la formación profesional ocupacional de la Junta que parecían un tanto extrañas: se abonaban al 75%, al principio, pero algunas empresas no solicitaban el 25% restante.

En manos del Ministerio del Interior, la Operación Edu adquirió proporciones apocalípticas: de 2.000 a 3.000 millones de euros sisados de la Junta para beneficiar a empresas. Fernández Díaz y sus chicos de la patriótica se encargaron de hacer sonar las trompetas de Jericó: el fraude multiplicaba por dos o por tres el de los ERE.

Registros, detenciones, imputaciones y varios jueces encargados , aunque Mercedes Alaya sostuvo que ella fue la primera en abrir esta investigación, pero con encargo a la UCO, de la Guardia Civil.

La Operación Edu acabó, desinflada, unos cuantos casos ordinarios. Eso sí, muchos de los detenidos acabaron mal, porque los cuerpos policiales competían por los volúmenes de los detenidos y el tamaño de sus cargos, que se hacían públicos nada más comenzar la acción.

El caso de los ERE ha tenido varios efectos demoledores en los gobiernos socialistas de la Junta. El más grave afectó a la credibilidad y honestidad de los implicados. El segundo supuso la eliminación de una generación de políticos y gestores mayores de 40 y 50 años, que cayó por imputación, y provocó que el relevo fuese de Manuel Chaves y José Antonio Griñán a Susana Díaz.

Y el tercero, poco comentado, es que en la Junta no firma nadie un papel que sea, mínimamente, dudoso; aunque eso suponga la devolución de la Alhambra a los descendientes de los últimos nazaríes. En Economía, en Empleo, en Innovación, en Educación hay decenas de expedientes que ningún funcionario desea firmar. Y no es para menos, el régimen de miedo ha causado los efectos naturales.

Rocío Blanco llega a la Consejería más tocada de todas, Empleo, de donde surgieron los ERE, la que nunca ha recuperado del todo las políticas activas. La Policía le concedió en Málaga una medalla al mérito por su lucha contra el fraude; ahora, te toca volver a poner la maquinaria en marcha de los cursos, el engranaje que lleva cinco años paralizado.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios