tribuna libre

Daniel / Bastida

Doce

DE repente, sin darnos cuenta, ya estamos en el decimosegundo año del siglo XXI, anualidad de especial trascendencia para los gaditanos por celebrarse la conmemoración del Bicentenario de la Constitución, por si alguien no lo supiera todavía.

Para muchos, a lo largo de la historia, el número más importante ha sido el 12. Incluso por encima del 10. Es, sin duda, una de las cifras mas utilizadas en la historia de la humanidad, y su popularidad se remonta a la época de Platón quien fue su ferviente admirador.

Curiosamente, la docena esta presente en nuestra existencia de múltiples maneras: los apóstoles, los signos del Zodíaco, las veces que gira la Luna alrededor de la Tierra, el sistema horario, los meses del año, los productos envasados - sí, los huevos de toda la vida-, y también 12 fueron aquellos intrépidos soldados del patíbulo en el film de Robert Aldrich. Hasta en la bandera de la Unión Europea consta dicha cantidad de estrellas doradas, símbolo de la unidad y perfección. Guarismo fascinante, pues.

Con esto, y a pesar de los tiempos que corren de zozobra e incertidumbre, hagamos deseos, como suele ocurrir cada vez que sucede, para que el nuevo año 2012 traiga un cambio en todos los ámbitos. Por ejemplo que El Puerto progrese en diversos aspectos que permanecen aún anclados en otra era y que los portuenses vean como se cumple aquello de 'Contigo avanzamos', ¿se recuerda? A saber, en líneas generales, la terna de compromisos de aquel eslogan pepero incluía el desempleo, el nuevo Plan General, y obras e infraestructuras; indudablemente mucho trabajo por hacer para los próximos 365 días.

La papeleta se presenta complicada para el gobierno municipal y su socio, sin embargo, y ante la previsible victoria de los populares en las próximas elecciones andaluzas, se espera que el municipio reciba un trato distinto desde Sevilla en asuntos que estaban paralizados o eran de difícil viabilidad y por si esto no fuese suficiente ahí está nuestro diputado en las Cortes.

Resultando difícil retroceder más, se anhela, por tanto, que la ciudad prospere en armonía según lo establecido, no obstante a ver si ayuda el numerito que también es símbolo del orden cósmico.

Ah, feliz año a tod@s.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios