El pinsapar

Casilda Sánchez Varela

"Mi padre, Paco de Lucía, era un genio, pero mi madre era una genia", afirma Casilda, que presenta hoy libro

Hoy, Cristina Castany y yo, con su autora, vamos a presentar en el Centro Cultural 'Reina Sofía' la última novela gaditana que se ha publicado. La ha escrito Casilda Sánchez Varela, la hija de Paco de Lucía y Casilda Varela. Se llama 'Te espero en la última esquina del otoño'. Leyéndola recordé un libro que escribimos hace años sobre Narrativa en Cádiz. De ser ahora entonces tendríamos que incluir esta novela con todo merecimiento. Con la curiosidad de que hay mucho más Cádiz en el libro de Casilda que en muchos de los que entonces estudiamos los autores de aquel libro de la Cátedra 'Adolfo de Castro'. Es una de las sorpresas que nos depara la novela de esta mujer joven y extraordinariamente dotada para la Literatura. Quiero decir que Cádiz está en algunos fulgores, algunos fogonazos de su habla, de su modo de construir el diálogo vital. Y en los nombres que identifican la ciudad, que no es un algo fosilizado e impersonal sino un territorio lleno de vida en donde se pueden mirar las emociones y las peripecias vitales de sus personajes. Por eso me he apresurado a ponerle apellido de gaditana a 'Te espero en…' Porque Cádiz es además de la ciudad escrita, la ciudad descrita. Por alguien que en verdad la conoce y, mucho más, cuando sus ojos están acostumbrados a otros paisajes, incluso a otros acentos. Como buena novela, el libro de Casilda Sánchez Varela es un libro de amor pero cuidado, no es un libro, son varios libros en uno o experiencias que se cruzan en una transversalidad electrizante. Ni se me ocurre siquiera resumir un libro que, por otra parte, es difícil de resumir porque presenta muchas novedades y hace un catálogo de mujeres excepcionales pero va a funcionar, inevitablemente, que la autora es hija de una pareja de personas excepcionales que ha definido Casilda del siguiente modo: "Mi padre, Paco de Lucía, era un genio pero mi madre, Casilda Varela, era una genia". Mas fuera del ámbito de lo conocido la urdimbre de esta novela, ya digo que buenísima, es una historia dentro de otra historia dentro de otra historia, con muchas concomitancias, excursos y recorridos enlazados por un hilván pocas veces perceptible. Un cosido de mucha calidad, en definitiva. Que muestra -y demuestra- una madurez expresiva y un dominio para el contar francamente extraordinarios. Si existe una literatura femenina debe parecerse mucho a esta primera novela de Casilda Sánchez Varela. Y no solo por la primera persona que habla o la tercera persona que narra, que son todas las voces, que narran, se duelen o sueñan en Te espero en la última esquina del otoño.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios