En seis meses pasa el tranvía por la calle Real. Me lo afirman. Pregunto: ¿Lo ha dicho López Gil? No, no lo ha dicho. Ya mintió otras veces con las fechas, ha aprendido. Pero alguien lo ha dicho, alguien con alguna autoridad o conocimiento. Da igual el nombre. En seis meses pasará el trenvía por la calle Real y la casa sin barrer. Digo los cables sin soterrar, el plan de viabilidad sin concretar. ¿También aquí nos cogerá el toro? Esta semana hemos visto sacar pecho al portavoz de los restos del andalucismo en el Ayuntamiento, hablando en nombre del pueblo, que le encanta a todos los nacionalismos, ser los portavoces "del pueblo", y apropiándose de los astilleros, "nuestros astilleros" ha dicho. "Nuestro tranvía por la calle Real" está a punto de llegar al puente de Zuazo y queda más que un peluseo por delante, no sólo los cables que no se soterran, los planes contingentes que hay que poner en marcha una vez se establezcan.

Hemos sabido, sin embargo, que lo que en cuatro años José Loaiza y el PP no hicieron, lo va a hacer Patricia Cavada y su gobierno municipal: restituir el "Gloriosamente por la Patria" que un gobierno andalucista quitó de la estatua erigida a quienes cayeron gloriosamente por España, o sea, por la Patria, en África, reduciéndolos a "los muertos de San Fernando". Con los nacionalismos se está siempre igual, ponen los lazos amarillos o quitan las palabras de los monumentos porque Patria no hay más que una, de la que es padre Blas Infante, que es la patria de los nacionalistas, no de los Españoles, porque España, ya lo dijo alguien, era una realidad "discutida y discutible", ¿recuerdan al inspirado?

¿Entretenido? Absolutamente no. La ciudad contiene la respiración hasta que llegue la orden de cortar chapa y empiece el chisporroteo en el astillero de Navantia. Mientras tanto, mejor rezar para que todo salga bien, el que rezar suela. Sobreponerse a las bombas de precisión y pensar que no aparecerán nuevas exigencias de lo saudíes. El eje Cavada-Susana Díaz ha sido un vector importante hacia la ministra de Defensa y la Moncloa. Unidad de acción total. Eran las cosas de comer y seis mil familias son muchas familias, y además esas sí que son nuestro pueblo. Todo se recalienta demasiado, la ciudad, Andalucía y España a veces dan la sensación de los 600 de hace 50 años, parados en los márgenes de las carreteras, con el capó abierto, para que se enfriara. Somos así, recalentamos el vehículo por el que circulamos por la historia. Con demasiado peso y poca agua. Y así ocurre lo que ocurre. Con el tranvía, el astillero, los mutilados monumentos…

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios