El pinsapar

El Rey en su casa

Se está trabajando a fondo para que venga a inaugurar pronto las Casas Consistoriales

Tomo la idea de una columna del maestro Antonio Burgos publicada en ABC hace bastantes años. Glosaba con su magistral narrativa periodística que la Reina doña Sofía, que estaba en Sevilla, fue a visitar a Inés Medina, conocida suya por no decir amiga. Pues llegó a la puerta de su casa, llamó al portero automático, arriba contestó la asistenta, ¿quién es?, soy la Reina, dijo doña Sofía. Fue corriendo a decirlo a la señora: señora, señora, dice que es la Reina, e Inés Medina, con toda naturalidad le dijo, pues abre. Es como diciendo, a su casa llega. Lo he recordado por la visita de don Felipe a San Fernando el pasado viernes, a su casa llega. De uniforme de marino, como es esta ciudad, vestida siempre con el uniforme de la Armada, porque la Armada nos hizo y la Armada nos ha mantenido unidos y esperanzados en el futuro necesario. El Rey suele venir a San Fernando por lo militar o por lo civil. Se esquematiza así siempre, cuando se dice, viene a cosas de Marina. Creo que se está trabajando a fondo para que llegue pronto por lo civil, o sea, para inaugurar las nuevas Casas Consistoriales, en donde ya estuvieron, Isabel II, Alfonso XIII, Juan III, Juan Carlos I… La obra realizada en el viejo palacio municipal bien merece esa venida del Rey, de paisano, pues no vendrá "por lo militar". Allí se encontrará con una nutrida representación de la ciudad, que lo recibirá con el cariño que San Fernando recibe a los reyes en su casa. Por eso pienso que se está trabajando duramente en poner la ciudad a punto, que me lo dijeron el otro día, oye, se están haciendo muchas cositas. Y las que quedan, respondí. Hemos aguantado demasiada cutrez, demasiado por hacer. Ya es la hora de empezar a exornar y embellecer la Isla, prepararla para el futuro que empezará cuando vuelva don Felipe a San Fernando para inaugurar el Ayuntamiento completamente restaurado. El arquitecto director de la obra, Francisco Márquez, volverá a desplegar toda su modestia natural para exponer lo logrado en el viejo edificio de 1778, de Torcuato Cayón. La vida está llena de cosas pequeñas que son muy grandes y cosas grandes que son muy pequeñas. Por eso digo, el Rey viene a su casa, como llegaron sus antepasados para designar como bienmesabe al bienmesabe y para tomar la decisión que nos ha puesto en el mundo, que ha puesto a San Fernando entre las ciudades del mundo.

Abre y que suba dicen que dijo al parecer Inés Medina. Don Felipe VI llegó de azul marino y Capitán General de los Ejércitos de España a la Infantería de Marina. Poco más sabemos, vino por lo militar, los almirantes le abrieron las puertas de la Isla de Marina, la Isla germinal.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios