Uno de los principios de la democracia es aceptar los resultados que salen de las urnas y los posibles pactos que se produzcan después. Otro es el respeto por las opiniones de los que no piensan como tú. Este sábado ha habido manifestaciones por toda España alentadas por Vox contra el Gobierno de España. Había gente en los balcones aplaudiendo y otros insultándolos. Hay gente para todo. Estamos en un país donde hoy pueden sacar banderas de España y poner a parir al Gobierno de Pedro Sánchez y mañana pueden hacerlo los del bando contrario para poner verde, por ejemplo, a la Junta de Andalucía. Nadie tiene más derecho que nadie y a los dos los ampara la ley siempre que las protestas las hagan en un tono pacífico. El problema es que cada uno de los bandos cree que sólo tienen derecho y hacer uso de la libertad de expresión y de manifestación cuando a ellos les convenga.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios