La corrupción que promovió el pseudopartido IP –en realidad un grupo de catetos unidos para saquear el Ayuntamiento- no tuvo límites. Se acaba de cerrar la instrucción de uno de los numerosos procesos en que aparecen como imputados el ex alcalde Hernán Díaz, su concejal de Urbanismo Juan Carlos Rodríguez y el ex jefe de servicio de Urbanismo Fernando Jiménez. Todos ya condenados en otros casos de corrupción.

Hace ahora 13 años (¡qué Justicia más diligente!), los tres se confabularon para permitir la ampliación ilegal del supuesto hotel Oh Puerto!, en realidad un club de alterne, y lo hicieron a toda pastilla antes de las elecciones municipales de 2007. Ecologistas en Acción –la entidad que más contundentemente ha combatido la corrupción urbanística en El Puerto- lo denunció a la Fiscalía.

El gerente del puticlub (que terminaría siendo asesinado, ¡qué mundo más sórdido!) se defendió diciendo que él había pagado mucho dinero y seguido las instrucciones de un estudio que resultó ser de la pareja del susodicho Jefe de Servicio, y que uno de sus técnicos frecuentaba el prostíbulo.

Y, como otras muchas veces, recibimos todo tipo de represalias. A la arquitecta que redactó el proyecto, perteneciente al mencionado estudio que se dedicaba al tráfico de influencias para legalizar fraudulentamente viviendas ilegales, le sentó muy mal que se le asociara con la construcción de un puticlub, y nos demandó a dos ecologistas solicitándonos una indemnización de 400.000 euros por los presuntos “daños” ocasionados a su honor. En el juzgado entregamos copia de los planos del supuesto hotel, que incluía una sala de fiesta con barra americana y mujeres desnudas bailando ante unos clientes.

Lógicamente, la denuncia fue retirada, y el honor de esta arquitecta bajó mucho su cotización.A estos corruptos -ya alejados de la vida política- les importan poco las inhabilitaciones, sólo les interesa quedarse con el dinero malversado, y hasta ahora lo han conseguido. Pero en esta ocasión se les pide penas de cárcel, por un delito contra la ordenación del territorio, y como todos tienen antecedentes penales, puede que terminen por visitar alguno de los penales a los que dieron licencia de obras. Eso sí, ahora nadie reconoce haber votado a esta panda de corruptos.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios