Cultura

Los libros más pequeños del mundo, en la Biblioteca Provincial

  • Hasta el día 15 de noviembre puede visitarse una exposición con más de mil volúmenes en miniatura, algunos de ellos ejemplares únicos y un récord Guiness

"Precioso, increíble, impresionante". Es lo primero que se lee en el cuaderno de visitas de la exposición La biblioteca de Liliput, y recoge perfectamente la impresión que produce la visita a esta muestra, integrada por más de mil libros en miniatura que pertenecen a la colección privada de la periodista madrileña Susana López.

La exposición se inauguró ayer y puede visitarse en el salón de actos de la Biblioteca Pública Provincial de Cádiz hasta el día 15 de noviembre. En el acto estuvo la delegada de Cultura de la Junta de Andalucía en Cádiz, Yolanda Peinado, y la dueña de los ejemplares que se exhiben. Esta muestra se enmarca dentro de las actividades de fomento de la lectura que se organizan en esta biblioteca.

Los volúmenes están distribuidos por orden cronológico y por temas en vitrinas. La exposición comienza con libros manuscritos, la mayoría de ellos religiosos, como un facsímil del códice más pequeño de la Biblioteca Vaticana, con estuche y cadena de plata, igual que el original. También está La vida de Tomás de Kempis, "una de las joyas" de esta muestra, según Susana López, ya que es muy difícil de conseguir. Esta vitrina recoge asimismo los primeros impresos en miniatura y reproducciones en pequeño tamaño de una rotativa de papel continuo, la prensa de Gutenber y una máquina de litografía offset.

Entre los ejemplares que se exhiben, el visitante puede encontrar piezas únicas, como la versión pop up en miniatura de Don Quijote de la Mancha, Glosario de arquitectura y La Catedral de León, estos últimos también en versión pop up. Los tres volúmenes son obra de Mariví Garrido, la única española capaz de competir con los grandes creadores de pop up actuales.

Una de las curiosidades de esta exposición es la edición completa del Quijote más pequeña del mundo, reconocida por el Guiness, y un Nuevo Testamento de 1895, "posiblemente el más pequeño que existe completo", según reza en el texto que lo acompaña. Éste libro está presentado en una cajita metálica con una lupa incorporada en la tapa.

Una de las vitrinas está dedicada a microlibros -menos de 30 milímetros de altura-. Incluye un Padrenuestro en nueve idiomas y el que hasta ahora era el libro más pequeño del mundo -2x2 milímetros-. Se trata de un abecedario que en cada página tiene impresa una letra del alfabeto, y viene acompañado de una lupa.

También se exhibe un medallón que contiene un facsímil del texto íntegro de la Constitución de 1812, diccionarios en diversos idiomas, un despacho de estilo victoriano con más de 300 microlibros o una librería en miniatura, entre otras cosas.

En definitiva, un recorrido por toda la historia del miniaturismo bibliográfico digna de ver.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios