Cultura

"Me gusta lo difícil"

  • El artista madrileño espera con ansia su actuación el próximo domingo 21 de agosto en la gaditana plaza Fragela dentro de los conciertos para la Libertad

"¿Hace mucho viento por allí?" (...) "Y de trabajo, ¿cómo va la cosa? En Jerez, que estuve allí no hace mucho, la cosa está fatal. Los chavales compran ya cigarros sueltos...". Diego El Cigala rompe los esquemas desde el principio. Y no sólo porque Diego se llame Ramón sino porque convierte al entrevistador en entrevistado. Diego quiere saber. Después, contará. No, no lo hace en un intento de dominar la situación, qué va. Intercambia los papeles movido por la cercanía. "Qué bonita es vuestra tierra, qué bien me siento allí. Aunque hace tanto ya... Fue con Bebo, en el Falla, en 2003 o 2004 más o menos. Qué ganas de volver..." El cantaor diserta sin que aún le haya lanzado una pregunta. Me gusta su naturalidad. Su chiquillo se escucha de fondo. Fue él quien cogió el teléfono con mucha soltura. "A éste no hay quien lo pare", ríe Diego. Se le nota orgulloso. "Bueno, ¿pero habrá viento o no?, ¿tú que crees?" ... "Verá que no", me la juego con poco criterio pero con mucha esperanza. Veremos el próximo domingo 21, el día en que Diego El Cigala protagonizará uno de los conciertos para la Libertad en la plaza Fragela. "A ver si hay suerte hija..."

-Tango, flamenco, bolero... ¿son para usted hijos de una misma raíz?

-No es eso exactamente. Son cantes muy diferentes pero hay algo de verdad en lo que preguntas, todas son músicas del alma, son cantes donde hay pasión, ternura o, incluso, odio y fatigas. El tango, por ejemplo, con el flamenco. Se hacen de diferente manera pero tienen el mismo sentir, la misma nostalgia.

-Entonces, ¿le gusta cantarle a la tragedia?

-Me encanta cantarle a la tragedia y al amor e incluso al surrealismo. Yo soy muy cubista (ríe).

-Bueno, no es tontería, prueba de ello fue ese 'Picasso en mis ojos'.

-Claro, aunque me ría pero lo digo por eso. Me gustó mucho hacer aquel disco.

-¿Y éste? El de los tangos me refiero. ¿Cómo le resultó atajar el tango desde la perspectiva flamenca?

-Pues lo hice de manera muy natural. Evidentemente yo no me paré como lo hizo el maestro Gardel en recrearme en el tango, pero intenté respetar las pautas, la melodía, aunque sin dejar de ser flamenco.

-¿Acaso sería posible que dejara de ser flamenco?

-Exactamente, es eso. Yo no podría hacerlo.

-¿Le gusta la palabra fusión?

-No, que va, fusión, eso suena a manzanilla a menta poleo... Yo prefiero, como te he dicho, algo así como sonido del alma. Eso es lo que me gusta.

-¿Cómo se prepara para meterse en esos sonidos? Por ejemplo, con el disco de 'Cigala&Tango'...

-... Realmente fue una locura. El making off, el DVD, el propio disco... Todo pa´lante... Tienes que ir ya con la tarea hecha. Lo grabamos en Argentina pero yo ya desde aquí había comenzado la búsqueda de temas. La verdad es que con Youtube es una maravilla porque lo tienes casi todo ahí y puedes escuchar muchas cosas sin salir de casa, antes te tenías que ir a una videoteca o a sitios más especializados. Así que estuve escuchando a todos los grandes y, después tuve la suerte de que colaboraran conmigo dos grandes como, Néstor Marconi y Juanjo Domínguez. Como en Lágrimas negras con Bebo Valdés, la misma suerte.

-¿Puede hablarme del mejor recuerdo que le ha dejado Buenos Aires?

-Sí, además lo tengo claro. Ese momento de salir al escenario del Teatro Gran Rex ante más de 3.000 personas. Fue como tirarme a una piscina sin saber si había o no agua. Yo pensaba, verás que cuando me escuchen cantar el tango me van a decir "boludo metete tu música por el orto" (imita entre risas la cadencia del acento bonaerese). Pero que va... Pusimos el teatro bocabajo. Yo creo que vieron que yo me acerqué al tango con mucho respeto y con un trabajo muy grande hecho porque el tango tiene mucha letra, es muy liso y conjugar eso con el eco flamenco es complicado. Pero salió. Además también se juntaban los nervios de que el disco se grababa en directo, esa noche. Por eso tenía que salir perfecto, no le ibas a decir a la gente: venga, que no sale, que fuera, que se hace a puerta cerrada... Así que íbamos, como te imaginas, con la mierda en el culo, que se dice, pero en el riesgo también está el placer. Sobre todo si sale bien, claro.

-¿Prefiere la grabación en directo o el estudio?

-La grabación en un directo aporta luego cosas al disco que de otra manera no sería posible. Le da calidez, le da mucha verdad. Además, yo en el estudio soy súper paranoico, el número 1 en volver locos a todos.

-¿Y eso?

-Porque soy un loco de la afinación, estoy completamente obsesionado.

-Llevo un buen rato interrogándole sobre el disco de 'Cigala&Tango' pero, realmente, no le he preguntado si es lo que cantará en el concierto de la plaza Fragela .

-(Ríe) Bueno, sí y no. Habrá mucho del disco de los tangos y algo de Lágrimas negras pero también quiero hacer una parte del recital con flamenco por derecho, quiero que Cádiz me escuche también cantar flamenco.

-¿Con quién vendrá?

-Pues con Diego el Morao, también el niño de Diego Carrasco y algo de palmas, percusión, las guitarras, claro, piano y contrabajo. De todo un poco.

-¿Qué espera del público gaditano?

-Pues que me reciban con los brazos abiertos porque yo al público de Cádiz le canto con mucho corazón porque, como te he dicho, es una tierra a la que quiero mucho. Te aseguro que me voy a dejar la vida en este concierto.

-Además de los recitales, está usted inmerso en varios proyectos bastante interesantes, ¿no es así?

-Pues sí. Por un lado, grabé en México con Oscar D'Leon el tema Vámonos, que hizo muy famoso María Jiménez (me canta un poquito), que realmente es de José Alfredo Jiménez porque estoy preparando un disco de rancheras que puede que se llame algo así como El Cigala canta a México y me gustaría también grabarlo en directo en el Teatro Nacional de allí. Y, por otro lado, estoy preparando un disco de homenaje a Lorca, el más flamenco de todos los poetas y al que no se le ha hecho todavía un homenaje desde la música completo. Sí es cierto que se le ha cantado, lo ha hecho Serrat, por ejemplo, o Fernanda y Bernarda de Utrera que utilizaban unos versos para un estribillo, pero no se le ha hecho un disco entero y lo merece. Así, ahora mismo estoy mirando poemas. Haremos temitas con el Romancero Gitano y me gustaría hacer algo con La casa de Bernarda Alba, sacar algún fragmento.

-Eso debe ser más complicado.

-No me gustan las cosas fáciles. Me gusta lo difícil. Ya te dije antes que en el riesgo está el placer. Satisface mucho más sacar esas cositas que parecen un reto.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios