Disco Nací canción Encarna Anillo: "Es una obra sobre mi proceso como mujer y como artista"

  • La artista ahonda en el camino trazado en ‘Las Puertas de Gades’ con ‘Nací canción’, un disco que ya está disponible en todas las plataformas digitales

La artista gaditana Encarna Anillo.

La artista gaditana Encarna Anillo. / Lourdes de Vicente

La vida tiene esas. Te despistas un momento, miras a tu alrededor y el paisaje no se parece todo lo que debería al que imaginaste al principio del camino pero, es sólo entonces, cuando comienzas a marcar tu propia senda. El caso es que hay veces que ese momento de alumbramiento sólo se consigue cuando un obstáculo se levanta ante tus ojos. Para Encarna Anillo fue un problema de salud (afortunadamente ya más que resuelto) el que le hizo tomar conciencia de lo que realmente quería: “Me vi ingresada y pensé, Encarna, ¿qué ha pasado? En tu carrera musical había cosas que querías mostrar y no lo has hecho por miedo, querías ser madre y por miedo también lo has ido atrasando... Así que cuando ya salí de esa me puse manos a la obra”. Y nació. Nació Santiago (su hijo) y también nació una nueva canción en sus labios, la que es flamenca y latinoamericana y popera, y rumbera. Y nada de eso, y todo a la vez: Nací canción.

Nací canción es el título del último trabajo discográfico de la cantaora/cantante gaditana y también el de un espectáculo que –curiosamente, como se hacían las cosas tradicionalmente en el mundo de la músicas– nació antes que el propio disco. “Sí, se trata de una obra que hemos ido haciendo con mucho tiempo, con mucho mimo, donde todo está pensadísimo y nada es el azar. Es lo que yo quería contar de mí. Soy yo”, explica Anillo que se decidió a exponer los temas en el Gran Teatro Falla hace un par de años antes de que el disco (que comenzó a fraguarse a finales de 2017) estuviera listo “como una manera también de ir probando lo que estaba haciendo y porque teníamos la fecha, me apetecía muchísimo y sabía que el disco iba a tardar lo suyo porque agendar a todos esos grandes artistas que me acompañan no ha sido nada fácil”, ríe.

Y, efectivamente, la nómina es abrumadora: Martirio, Jorge Pardo, Estrella Morente, el chileno Benjamín Walker, Pitingo... “De hecho fue Antonio (Pitingo) quien se puso en contacto conmigo por Instagram y me dijo que tenía ganas de grabar algo juntos. Fue en la época que hice Las Puertas de Gades, que fue el trabajo con el que yo empecé a quitarme un poquito los miedos y a mostrar lo que yo venía haciendo en Latinoamérica desde hacía 11 años, que era mostrar dos vertientes mías, la del folklor de allí y un poquito de flamenco. Y a la gente le encantaba”, explica.

Así, relata, fue Pitingo “uno de los primeros” en apoyar a la artista en su nuevo camino. “Él me dijo, Encarna tú eres artista de artistas pero, claro, el gran público no te conoce en esta faceta alejada del flamenco, y tú deberías de dar este paso. Y por esa conversación pues me animé...”

Y llegaron el resto de artistas y la producción de Juan Manuel Fernández Farruquito (con el que Anillo ha trabajo durante muchos años como cantaora de su compañía) tanto del espectáculo que se presentó en el Falla como, en principio, del disco. “Pero finalmente, Juan me ha producido unos cuantos temas y el disco lo ha terminado de producir Pituquete (Andrés Hernández)porque con los compromisos y las giras de Juan se estaba ralentizando todo mucho y yo ya tenía ganas de darle un buen empujón”.

El resultado es una obra que se baña en varios mares y cuyo espíritu queda compactado en el tema que da título al disco, Nací canción, que el guitarrista y compositor le compuso a su mujer en menos de una tarde. “Y es perfecto porque ese tema resume lo que es este trabajo, que no es otra cosa que una obra sobre mi proceso como mujer y como artista”.

Y es que escuchar Nací canción se nos antoja como ir leyendo los capítulos de la vida de Encarna Anillo, siempre entre las dos cosas del Atlántico. Está una gira en Brasil (Palabras das estrelas), está su amor por el folklore peruano (Todos vuelven), está Chile, ¡cómo no estarlo!, si allí está su corazón y su otra familia, en cada composición que le firma su marido, Pituquete, o en la colaboración del artista Benjamín Walker, “uno de los grandes valores chileno que están llevando la tradición hacia otro lugar más contemporáneo”, asegura. Y está Cádiz. Claro que sí, con Las Puertas de Gades o con ese Voy a perder la cabeza por tu amor, que Encarna no aprendió por el bolero “sino por el cuplé por bulerías de Adela la Chaqueta”... Todo ello, y mucho más, envuelto en una potente imagen gráfica que nos habla de la intención de cada tema. Encarna no miente: “Ya te he dicho, no he dejado nada al azar, todo tiene un sentido, cada cosa significa algo”.

Porque no es una decisión tomada de un día para otro esto de desnudarse de prejuicios y de miedos. “Y si se hace, hay que hacerlo bien”, ríe. “Realmente, yo ya llevaba muchos años haciendo esto en Latinoamérica. Allí cantaba por Víctor Jara, por Violeta Parra y luego, al final, les metía una soleá o una cosita así que ellos conocieran menos. Y ahora quiero hacer lo mismo pero a la inversa. Yo no voy a renunciar al flamenco, nunca, porque soy flamenca, pero sí es verdad que quien me conozca sabe que también tengo otras inquietudes musicales y tenía que plasmarlas ya”, relata con emoción.

Plasmarlas en el disco, y en directo. En Cádiz, el día 25 de abril lo hará en El Pelícano pero también tiene citas en Sevilla, Granada y está cerrando Madrid.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios