Cultura

La crisis también arrasa con las tiendas de los museos andaluces

  • La Junta de Andalucía está analizando la rentabilidad de estos puntos de venta para redefinir su futura viabilidad y nuevas fórmulas de distribución · De la provincia de Cádiz sólo se salva la de Baelo Claudia

Comentarios 20

Las tiendas de los museos andaluces echan el cerrojo. La crisis y el recorte presupuestario han llevado al gobierno andaluz a tomar esta medida provisional, que supone el fin de la mayoría de estos espacios distribuidores de curiosidades, recuerdos y reproducciones de las piezas más emblemáticas de las pinacotecas y museos andaluces. Al menos, tal y como se conciben en la actualidad.

Así lo confirmaban ayer fuentes de la Consejería de Cultura de la Junta de Andalucía, que apuntaban que, debido al estado deficitario de muchas de ellas, "se está analizando, una por una, la rentabilidad de estas tiendas" que gestionan el Instituto de las Artes y las Letras de la Junta, para "redefinir estratégicamente el futuro del conjunto de estos puntos de venta y su posible viabilidad".

Sólo algunos de los establecimientos comerciales de los más de 25 museos y conjuntos que gestiona la Junta, los más rentables, se salvan de esta medida de recorte que, según puntualizan desde la Consejería de Cultura, "no tiene por qué ser definitiva".

En el caso de la provincia de Cádiz, permanecerá abierto el establecimiento del Conjunto Arqueológico de Baelo Claudia. Aunque, al parecer, sólo durante la temporada estival, que es cuando el número de visitantes despunta.

Aparte de éste, forman parte de la Red de Espacios Culturales que gestiona la Junta de Andalucía el Museo Provincial de Cádiz, que sí que cerrará sus puertas, como lo harán el de Carteia (en Algeciras) y el de Doña Blanca (en El Puerto de Santa María).

Del resto de Andalucía, continúan su andadura el Museo de Bellas Artes de Sevilla, La Casa Murillo y el Centro Andaluz de la Fotografía, en Sevilla, el Conjunto Arqueológico de Medinat al-Zahra, en Córdoba y el Conjunto Arqueológico Dólmenes de Antequera, en Málaga.

Por el momento, "se está estudiando la segmentación de la gama de productos, su demanda, rotación, precios más competitivos, así como los costes de fabricación, producción, almacenamiento y stocks", aseveran desde Cultura.

Una vez finiquitado dicho análisis, se definirán cuáles podrían ser los canales de venta más apropiados. Además, las puertas quedan abiertas a nuevas fórmulas de distribución como la venta on-line de determinados productos -los más demandados -, o la externalización del servicio. Todo ello encaminado a la "compensación de los costes".

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios