Concert Music Festival "No me veo como pregonera del Carnaval"

  • La artista malagueña presenta esta noche su último disco 'Todas las mujeres que habitan en mí' en el Concert Music Festival

Vanesa Martín presenta esta noche en Sancti Petri su disco 'Todas las mujeres que habitan en mí' Vanesa Martín presenta esta noche en Sancti Petri su disco 'Todas las mujeres que habitan en mí'

Vanesa Martín presenta esta noche en Sancti Petri su disco 'Todas las mujeres que habitan en mí' / WARNER

–De todas las mujeres que habitan en Vanesa Martín ¿cuál diría que es la que mejor la representa en estos momentos?

–Todas ellas, no puedo separarme de ninguna, forman mi personalidad y todas se complementan. Además, ¡algunas aparecen cuando menos me lo espero!

–Este nuevo álbum es un disco que viaja entre varios estilos y estados emocionales sin perder la esencia íntima de su sonido. ¿Qué ha aprendido de este periplo musical?

–Este disco nació de una vuelta a mis orígenes con todo lo que he vivido y experimentado en estos años. Quería permitirme algunas licencias como Abril o La vez primera y seguir disfrutando de un sonido más actual y universal como Inventas o Desobedecerme, por ejemplo. La clave que une a todas ellas imagino que es mi manera de componer, las letras y la forma en la que entiendo la vida a través de la música.

–Un disco que sigue constatando el éxito que la acompaña desde hace años. ¿Se llega uno a desprender completamente de la presión del juicio público ante cada nuevo trabajo?

–La presión y la responsabilidad siempre están ahí, pero el proceso personal es largo y algunas cosas se relativizan. El momento de creación es mucho más importante aunque es obvio que todo el mundo quiere que sus proyectos gusten y que la gente al recibirlo se emocione y lo cante o lo cuente. Para el que está fuera es “a ver qué ha sacado” y en un minuto ya nace el juicio. Los que estamos dentro hemos visto nacer las canciones a guitarra y voz, a piano, a capela, las canciones han estado dentro de una nota de voz, en una libreta, en una servilleta, escritas en las notas del móvil, cantadas en alguna prueba de sonido y después han ido cogiendo forma, empezando a sonar y finalmente las ven vestidas de largo y llega el día de enseñarlas. Funcionen o no, el proceso creativo es una experiencia única y excitante.

–¿Se toma esa presión de manera distinta a sus inicios? ¿Ha cambiado algo su relación con los efectos del éxito?

–La presión es la misma, relativa, aunque creo que cuando más avanzas, si eres crítica con lo que ocurre y lo que haces, esa presión a veces viene por nosotros mismos. Una quiere gustar en sus inicios y durante, mantenerte y seguir creciendo aún.

–El videoclip del tema De tus ojos es todo un canto visual al amor libre, bajo la forma que sea. ¿Siente la responsabilidad de reivindicar a través de sus composiciones?

–Creo mucho en los procesos personales de cada uno y en este momento me apetecía mostrar una realidad que todos damos por normalizada pero que “casualmente” cuando sale en un videoclip todo el mundo pregunta por ello. No podemos darle la espalda a la realidad, sin más. No siento responsabilidad por ser un personaje público, lo siento desde mi vida como tal. Y el triunfo del amor en cualquiera que sea su piel es ley para mí.

–¿Lo toma como una opción o una obligación de los artistas?

–Los artistas son personas como otras, pero tienen un talento que los ponen en el centro del juego. Está bien aprovechar tu posición pública para ejercer la comunicación que uno desee. Si es de provecho para el resto de la humanidad, bienvenido sea. Pero no todos los artistas están en el mismo proceso vital. Al final uno comunica lo que vive o lo que sabe, es respetable. Uno puede cantar muy bien pero no tener muy asimilado otro aspecto de la vida y no ser el mejor comunicador para ello. O no haber llegado el momento. A veces idealizamos y presuponemos que tienen que saber de todo y no. El artista comunica a través de su arte, para ello sus filtros personales son importantes yo creo y van cambiando según la circunstancia.

–La producción de Carlos Jean para aquel tema la sitúa en unos ritmos a los que no nos tiene acostumbrados. ¿Se ve Vanesa Martín coqueteando con sonidos más bailables en el futuro?

–¡Vente a algún concierto y dime si la gente no baila! Ritmos bailables ya tengo (ríe). Quería hacer algo divertido con la canción De tus ojos, dar un paso más y me gusta coquetear con la electrónica, mucho... Esta canción, de repente, puedes ponértela en el coche a todo volumen o en calma en tu casa, es camaleónica. Carlos, que hizo mi primer disco, era la persona que entendería lo que necesitaba. No me dan miedo los sonidos nuevos, al contrario, siempre sé cuál es el camino de vuelta si no me convence. Y me apetece probar.

–De los diferentes pasajes de este álbum ¿cuál le ha emocionado especialmente a la hora de plasmarlo y darle forma?

–Todos son de mi autoría y me llevan a un momento de mi vida, es difícil elegir uno u otro tema. Quizás Que no es una con las que en directo entro en trance...

–Abel Pintos, Kany García o Mariza son los artistas que añaden sabor latino a su nuevo cancionero. Además, ha estado girando por Latinoamérica. ¿Cómo enriquecen esas influencias su propio trabajo?

–Me encanta aprender, escuchar sonidos nuevos. Cuando me emociona algo diferente, el día me cambia. Mariza ha aportado su aire portugués maravilloso y cosmopolita.

–Este año la veremos en Cádiz por partida doble. Esta noche en Sancti Petri se une al cartel del Concert Music Festival. ¿Qué nos espera en esa cita?

–¡Y ojalá sean más! Me vuelve loca Cádiz, ya lo sabéis. Vengo mucho aunque no esté de gira. En Sancti Petri venimos a darlo todo, estamos felices con el espectáculo nuevo, el público está reaccionando increíble a nuestra propuesta. Y creo que habrá alguna sorpresa. ¡Tenéis que verlo y después opináis!

–Ya en otoño pisará las tablas del Teatro Falla tres sesiones seguidas. ¿Será en esencia el mismo espectáculo o plantea otro concepto diferente?

–¡Ay el Falla! Además estaremos varios días seguidos. En principio mantenemos el concepto, vamos con toda la banda. Sorpresas habrá, seguro. Y de aquí a octubre alguna novedad también.

–Y una tercera que se dio el mes de marzo pasado en el pregón carnavalero y pirata de Joaquín Sabina. ¿Cómo vivió ese momento tan especial en la Plaza de San Antonio?

–Inolvidable. Vivir su pregón en la plaza abarrotada, con el carnaval encendido. ¡Qué noche nos regaló el maestro! Es un orgullo estar cerca de una persona tan especial, carismática, divertida, una cabeza brillante y las rimas más interesantes y bellas que se han escrito en nuestro idioma. Es mi poeta amigo y fusionado con Cádiz es un cóctel magnético.

–Su vinculación con Cádiz tiene al menos una vertiente cultural, el Carnaval. “Tu guitarra que no se la den a cualquiera...” expresaba usted en Twitter haciendo referencia a una letra de la comparsa Los condenaos tras conocerse el fallecimiento de Juan Carlos Aragón. ¿Qué admiraba del Capitán Veneno?

–¡Qué marcha más dolorosa! Era un gran poeta, es un gran poeta, su obra queda para siempre. Su valentía, su rebeldía, las cosas claras, su punto docente en las letras y su humor tan característico. No soy una gran entendida en Carnavales, ya me gustaría, pero ahí están Los Yesterday y las coplas como la que mencionas para el goce de todos, entendidos o no.

–¿Se ve algún día como pregonera de la fiesta grande de nuestra ciudad?

–No, creo que son palabras mayores. Hay mucha gente que lo merece. Prefiero que me sigan invitando a colaborar y ya después nos vemos en las calles cantando y compartiendo.

–¿Qué tiene usted de Cádiz en su sonido?

–Uy, no sé lo que es pero sí que lo llevo. Compartimos infancia y vida, somos vecinos y tenemos los mismos referentes, supongo que algo tendremos en común... Mira, no sé si respondo a tu pregunta, pero No te pude retener nació en Tarifa. Y en alguna de mis canciones hay algún que otro tanguillo agazapado....

–¿Y en su corazón?

–En mi corazón todo. Cádiz me ha visto perderme en sus calles y sus playas. Es uno de mis retiros fijos cada año, tanto en invierno como en verano. Cádiz es un corazón rojo latiendo fuerte con mucho vuelo al arte.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios