Cultura

Sin ataduras

Una de las piezas presentes en la muestra.

Una de las piezas presentes en la muestra. / d.c.

No se están haciendo mal las cosas en el almeriense MECA -Mediterráneo Centro Artístico-, ni mucho menos. Todo lo contrario. Sin ser uno de los Centros de Arte estrella, sin contar con un director mediático llegado de espacios con cierto pedigrí artístico, sin participar de la arquitectura estelar de otras instituciones que buscan diseños de gran exuberancia para su lustre cultural, sin contar con presupuestos de máximos, el MECA de Almería suena con fuerza en los ambientes de la plástica contemporánea por sus buenas actuaciones, su entrega hacia el arte sensato y su apuesta descarada por los artistas con argumentos sin más presentaciones que la potencia creativa de sus obras.

En el MECA, el dinamismo es evidente a juzgar por la participación en todo tipo de proyectos, de buenos proyectos; la búsqueda de nuevas fórmulas expositivas es una manifiesta constante; los proyectos se suceden; la itinerancia de sus muestras abre amplios horizontes llegando a muchos intereses de artistas de muy dispar naturaleza plástica y estética; los artistas de todos los credos y posiciones se identifican con las acciones y propuestas que, sin solución de continuidad, se suceden, sumándose, con entusiasmo, a las expectantes iniciativas. Su director, Fernando Barrionuevo, toma conciencia clara de lo que debe ser un moderno Centro de Arte y actúa como se debe hacer, generando un ente vivo, muy vivo; dando participación a todos los planteamientos artísticos que ofrecen solvencia creativa, sin tener en cuenta nombres, historiales y adscripciones de espurios intereses.

Nuevos nómadases un proyecto tremendamente interesante que forma parte del programa Factoría Vida que la Universidad de Almería, dentro del Vicerrectorado de Extensión Universitaria, promueve para proposiciones artísticas. El MECA lo ha hecho suyo y lleva a cabo con una exposición itinerante que plantea la necesidad actual de los artistas -como miembros de esa sociedad global que necesita de horizontes amplios para llevar a cabo su existencia- de plantear su destino en unas perspectivas abiertas, de amplia posición, ajena a los intereses fijos de una sociedad que ya ha superado su filosofía estacional, estática y fronterizada.

La exposición que ahora se presenta en la Sala del Apeadero de los Reales Alcázares de Sevilla continúa el proyecto viajero comenzado en Almería. Está comisariada por el propio Fernando Barrionuevo y, para esta ocasión, se ha visto aumentada con la inclusión de una serie de artistas elegidos por Carmen Carmona, cuya presencia, no obstante, llama poderosamente la atención: Amalia Ortega, Ana Feu, Anna Jonsson, David López Panea, Fernando Baños, Francisco Rovira y David Romero (Estudio Dareal), Paco Lara Barranco y Rocío Arregui. Son artistas, como los seleccionados por el Director del MECA -Ángel García Roldán, Antonio de Diego Arias, Antonio Jesús García, Carmen Guardia, Eduardo Martín del Pozo, Fernando Barrionuevo, Francisco Alarcón, Francisco Uceda, Javier Puértolas, Jesús Campra, José Francisco Martín Pastor, Juan Morante, Karlos Kaplán, Li Zhao, Lorena García Mateu, Manuel Vázquez Domínguez, Mariló Entrambasaguas, Mercedes Lirola, Ming Yi Choy, Pablo Foruria, Pedro Cuadro, Tomás Cordero, Toña Gómez y Yolanda Relinque, así como los granadinos, Belén Mazueacos, Carmen Sicre, Mar Garrido, Asunción Lozano, Pedro Osakar y Paco Lagares- de diferentes concepciones, amplias dimensiones creativas, variadísimos recursos creativos y vastos argumentos de una modernidad de la que son fieles seguidores. Son artistas, además, que provienen de una extensa área geográfica, aunque prevalecen los andaluces y que plantean los infinitos postulados que anima el diseño de los contemporáneo.

Nuevos nómadas es el conjunto de muchas individualidades; todas relatoras de las más amplias proposiciones artísticas. Los autores que componen la amplia muestra son agentes de un arte sin espacio, sin identidad geográfica ni únicos asentamientos. Son creadores libres, SIN ATADURAS, apegados únicamente al terruño de la creación pura, del arte por el arte; en definitiva, nómadas de ellos mismos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios