Arte

El elevado suelo artístico de David Saborido llega a la Sala Rivadavia

  • El artista jerezano, que pinta sus creaciones en el suelo de su taller, reúne en la sala de la Diputación Provincial su obra más reciente en la exposición ‘Encuentros con la luz’

El artista jerezano David Saborido, ante su obra en la Sala Rivadavia. El artista jerezano David Saborido, ante su obra en la Sala Rivadavia.

El artista jerezano David Saborido, ante su obra en la Sala Rivadavia. / Fito Carreto

“Mi trabajo refleja mi interior”. Así define su obra el artista jerezano David Saborido, un pintor que acostumbra a enfrentarse a sus cuadros en el suelo de su taller y que desde hoy, si las medidas contra el coronavirus lo permiten, expone su obra más reciente en la Sala Rivadavia de Cádiz, dependiente de la Diputación Provincial bajo el título Encuentros con la luz. La muestra fue presentada ayer a los medios por el propio artista, que estuvo acompañado por el diputado provincial de Cultura, Antonio González.

Un total de 19 cuadros integran la muestra del artista en su primera exposición en una sala en la que, como él mismo reconoció ayer, siempre soñó con mostrar sus creaciones para acercar su obra al público. Aunque, aclara Saborido, su objetivo principal a la hora de pintar no es exponer, sino que va más allá: “Me expreso con mi pintura desde que era jovencito, y sigo haciéndolo con amor y pasión. Lo hago para sanarme, porque cuando pinto creo que soy mejor persona. Mi trabajo refleja mi interior”.

En su taller, David Saborido tiene como costumbre pintar desde el suelo, y en el eje de su motivación pictórica se encuentra la búsqueda de la luz que, además, en este caso da título a la exposición que se ha colgado en las paredes de la Sala Rivadavia. Un taller en el que aprovecha la luz natural que entra, escasa en invierno y esplendorosa en verano, para crear sus obras: “Mi pintura nace de la búsqueda personal por encontrar la luz que vivo en mi interior; una luz que encuentro en mis silencios, mientras pinto, y que necesito para estar en paz conmigo mismo”.

En el catálogo de esta exposición, el propio artista abunda en su proceso creativo: “Todas mis obras las voy creando desde el suelo de mi taller, el cual considero mi propia paleta de colores (...). Es un proceso complicado de explicar, ya que apenas utilizo los pinceles, sino cabezas de martillos usados con los cuales, a base de golpes secos, cortos y continuos, voy sacando la luz sobre mis piezas, al mismo tiempo que coladores y escobas me sirven para mezclar los pigmentos que se encuentran esparcidos por todo el suelo”.

Buena parte de las obras que presenta David Saborido en Encuentros con la luz fueron creadas en 2019, tres de ellas en 2018 y otras más, unas siete, en lo que va de año. Se trata, pues, de la producción más reciente de este pintor que también es escritor y que en su última obra, ¿Me acompañas? La pintura nos espera, apuesta por el carácter didáctico de la divulgación artística.

Una de las novedades de esta exposición es que el espectador podrá escuchar, a través de Spotify, una lista de canciones seleccionada por el propio autor, además de un breve comentario de cada cuadro en una audición grabada por el propio David Saborido.

En principio, está previsto que la exposición se pueda visitar en la Sala Rivadavia hasta el 30 de abril, si es que Diputación no cierra la sala por el coronavirus. El horario de visita es, de lunes a viernes, de 10.30 a 13.30 y de 17.30 a 20.30 horas. La inauguración debe ser hoy a las 19.30 horas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios