Cultura

El Teatro Romano toma el pulso a su futuro

  • La Junta invertirá 5 millones de euros de la ITI para dotar de nuevos usos a la Posada del Mesón, recuperar el graderío y continuar excavando

Visitantes en el acceso al Centro de Interpretación del Teatro Romano. Visitantes en el acceso al Centro de Interpretación del Teatro Romano.

Visitantes en el acceso al Centro de Interpretación del Teatro Romano. / joaquín hernández kiki

El Teatro Romano de Cádiz vuelve a reencontrarse con el relevante edificio que fue en la época del gran imperio, cuando Balbo se codeaba con Julio César y Augusto. Vuelve a mirarse en la imponente silueta de la fachada que tenía frontal al mar, la que aguardaba un escenario que volverá a serlo. El teatro de Gades ahonda en su pasado para tomar el pulso a su futuro, ubicándose en primera fila de la oferta cultural, turística y económica de la provincia de Cádiz y toda Andalucía. Lo hará de la mano de un ambicioso plan que por fin lo posicionará estratégicamente no sólo por el valioso contenido que lo vincula a Gades y Roma, sino a la forma de presentarse ante el mundo, que es de lo que se trata.

Un amplio proceso que ayer presentaron en el Centro de Interpretación del Teatro Romano el vicepresidente de la Junta y consejero de la Presidencia y Administración Local, Manuel Jiménez Barrios, la consejera de Cultura, Rosa Aguilar y Francisco Reina, el arquitecto que ha ideado el estudio previo de una actuación que alcanzará hasta 2020, con 5 millones de euros sobre la mesa procedentes de la Inversión Territorial Integrada (ITI) y que plantea la necesaria recuperación del Teatro de una forma más rotunda para la ciudad, de cara al presente y a un prometedor futuro.

Se eliminarán los rellenos sobre la orchestra, proedia y la ima cavea

Un multitudinario y mediático acto que contó también con la presencia del alcalde de la ciudad, José María González -como muestra del lógico entendimiento entre administraciones cuando de avanzar se trata-, el rector de la UCA, Eduardo González Mazo, el delegado de Gobierno de la Junta, Fernando López Gil, la delegada territorial de Cultura, Remedios Palma, así como el portavoz del PSOE en Cádiz, Fran González, entre los otros técnicos implicados en un proyecto muy dilatado en el tiempo.

Durante el encuentro se expusieron las dos grandes líneas de actuación que se desarrollarán simultáneamente y con las puertas abiertas a las visitas, siempre que los técnicos no digan lo contrario, puntualizaba Rosa Aguilar. La primera es el acondicionamiento de los accesos al Teatro Romano, con la puesta en valor para los nuevos usos de Posada del Mesón, con lo que se ampliará el Centro de Recepción de Visitantes, mientras que la segunda se basa en los trabajos de conservación y restauración del graderío, actualmente en muy mal estado, así como la reivindicación de la presencia que el edificio tuvo por su entrada por el Campo del Sur, para lo que se propone la construcción de una gran pieza basamental. Todo ello de la mano de la reordenación urbana del entorno del yacimiento, implicando el tratamiento de los espacios abiertos, las excavaciones arqueológicas aún pendientes y la adecuación para ser usado como espacio escénico, lo que lo integraría en la Red de Teatro Romanos de Andalucía. Dos actuaciones compatibles entre sí y que se realizarán de forma simultánea.

Según indicaba Manuel Jiménez Barrios, con esta iniciativa se pretende "compaginar la vocación de esta herramienta de financiación de la UE con la del patrimonio histórico de Cádiz", lo que permitirá, añadía, "convertir el Teatro Romano en un tractor económico, además de en un referente cultural de la provincia y Andalucía".

José María González, por su parte, se mostraba "feliz" por la reactivación de este proyecto "que inicia un proceso ilusionante y esperanzador".

Fue Rosa Aguilar la encargada de explicar que con este estudio previo se establecerá "la hoja de ruta necesaria para culminar las actuaciones que queremos llevar a cabo". "Sabemos de dónde venimos -comentaba- y qué queremos alcanzar: poner en valor este espacio singular y excepcional".

De este modo, dijo Aguilar, ya se están redactando los pliegos técnicos para los trabajos previos necesarios para afrontar las dos grandes líneas de actuación. Por un importe de 226.560 euros, se procederá a los levantamientos planimétricos, estudios técnicos estructurales, estudios técnicos materiales e investigación arqueológica. En este apartado se eliminará la zona de rellenos sobre la orchestra, proedria y la ima cavea y se procederá al drenaje provisional y la evacuación de aguas de lluvia.

La primera línea de actuación se centra por tanto en la Posada del Mesón, que se convertirá en la nueva entrada al teatro. Se contempla así su rehabilitación integral, que podría acoger en su primera y segunda planta zonas públicas como sala de exposiciones, biblioteca y camerinos, así como zona reservada administrativa o para investigadores, etc. También podría albergar una cafetería con terraza -150 metros cuadrados- desde donde visualizar el yacimiento, así como el entorno monumental donde se ubica el equipamiento.

De forma paralela se realizarán consolidaciones estructurales para posibilitar excavaciones arqueológicas en el edificio que permitan visualizar la grada y orchestra, recuperando un espacio arqueológico que conecta con la zona del teatro ya excavada. "El visitante puede ver en este espacio la suma de los tiempos", añadía el arquitecto Francisco Reina. Estos trabajos tienen un plazo de ejecución de 24 meses y contarán con una inversión de 2.210.234 euros.

De forma simultánea se actuará en el área exterior del graderío, que se consolidará, restaurará y se hará visitable, una vez se definan las áreas transitables. El arquitecto insistía en la forma en que el teatro debe "reivindicar la importancia que tuvo" con una mayor presencia y visibilidad desde el Campo del Sur, como el gran elemento propagandístico que fue. Para ello es necesaria la definición urbana del teatro y la reordenación de su contexto inmediato. La propuesta es la construcción de una nueva pieza basamental -como extensión natural del espacio- donde se integren las subestructuras de la antigua fachada y la restitución de un tramo de la desaparecida media cavea, mediante una estructura reversible que pudiera resolver el control del recinto, donde podría crearse un punto de acceso ocasional. "Esto invitaría a subir y se completaría con algún elemento de restitución de graderío, pero que a la vez hiciera de límite o valla", esgrimió el técnico. El presupuesto para estas obras, que también tienen un plazo de ejecución de 24 meses, es de 2.471.824 euros.

Una vez presentado el estudio previo, la Consejería de Cultura procederá a la tramitación de licitación de la redacción del proyecto y la ejecución de la obra de la primera fase, por una cuantía de 444.146 euros. Del total, 227.000 se destinarán a dichos estudios previos y el resto, 216.446 euros, al inicio de las obras en el graderío y la Posada del Mesón este año. Todo un pulso al futuro, el que merece el Teatro de Gades.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios