Novela 'La raíz de la memoria' Purificación García: "Éste es un libro muy sosegado, escrito desde la calma"

  • La autora de la obra de relatos ‘Actrices secundarias’ publica su primera novela, ‘La raíz de la memoria’, una oda a la superación y a la amistad entre mujeres

La escritora Purificación García, con un ejemplar de 'La raíz de la memoria', en 'Diario de Cádiz'. La escritora Purificación García, con un ejemplar de 'La raíz de la memoria', en 'Diario de Cádiz'.

La escritora Purificación García, con un ejemplar de 'La raíz de la memoria', en 'Diario de Cádiz'. / Jesús Marín

A Purificación García le costaba creer eso que suelen decir “los grandes escritores” sobre que son sus personajes los que, prácticamente, han ido conduciendo la historia, pero después de enfrentarse a las mujeres que protagonizan La raíz de la memoria “doy fe de que es verdad”, atestigua esta malagueña afincada en Cádiz desde hace 33 años que se dejó llevar por este “canto de superación y de amistad” que al principio parecía ser un cuento pero que desembocó en su primera novela.

“Nunca me propuse escribir una novela, simplemente, cuando se presentó Actrices secundariassu libro de relatos publicado en 2018– me puse a escribir inmediatamente y apenas unos días después de comenzar fui atisbando, casi sin darme cuenta, una prolongación, un hilo del que fui tirando hasta dar con la trama”, asevera la autora que en La raíz de la memoria nos lleva hasta la intimidad de un cuaderno escrito durante un año por una mujer que decide acompañar a su mejor amiga, y también cuñada, en el proceso del tratamiento de una enfermedad.

Un mal que no se nombra pero cuyo nominativo flota entre las líneas del libro cuando se habla de “tratamientos”, “ciclos”, “ganglios extirpados”... “Creo que no hacía falta decir a qué enfermedad me refiero y aún más cuando esta es una historia bastante luminosa y que llevan adelante personajes, como todos mis personajes, sacados de la cotidianidad, por tanto, con sus momentos buenos yo otros no tan buenos”, profundiza García que ha escrito “de siempre” pero que se lanzó a publicar “gracias al empujoncito que me dio la escritora María Alcantarilla, mi profesora del taller de escritura de la Universidad de Cádiz.

Fue Alcantarilla la que la animó a publicar Actrices secundarias y quien vuelve a incitarla en esta otra historia de mujeres. De E. (la narradora del cuaderno que sólo firma con esa inicial, quizás en guiño a esa Eva que somos todas las mujeres) y de Alda, su cuñada, a la que en principio iba a acompañar “un par de semanas” pero que se acaba convirtiendo en todo un año. “Y en un año pasan muchas cosas. Así que igual que su cuñada tiene momentos difíciles y buenos, pues ella tiene su vida paralela con su marido y ahí aparecen los recuerdos, los problemas, la memoria... El cuaderno se convierte en el hilo conductor de una historia donde vas a encontrarte con una familia que está como apoyo pero de la que también se muestra su lado opresor; te encuentras con la madre, con el fantasma del padre, con el amor, con el desamor, con la enfermedad y con la mejor forma de afrontarla, con esperanza... Y con todo ello la protagonista se enfrentará a la toma de algunas decisiones”, adelanta la escritora que reconoce que ha aprendido “mucho” de sus personajes; “de hecho, te diría que me han enseñado a vivir un poco mejor”.

Es más, La raíz de la memoria es un libro que a su autora le ha proporcionado “muchas satisfacciones”. “Éste es un libro muy sosegado, escrito desde la calma; un libro que invita a la reflexión y hecho con reflexión”, aduce García que también pone en valor “los silencios” para dejar respirar “tanto a quien escribe como al que lee”. Silencios que se trasladan al papel con grandes espacios en blanco, con aire, que se para cada una de esas reflexiones con las que corona cada capítulo; a veces, propias, a veces, a través de frases de algunos de sus autores favoritos “como Lispector, o Youcenar”, detalla la escritora, cuya formación es de filología inglesa, de hecho, era profesora en Málaga antes de llegar a Cádiz con su marido.

“No me he encontrado con grandes dificultades escribiendo esta novela. Ha sido como ir escribiéndola cuento a cuento, añadiendo un cuento cada día a esa historia sin saber por donde iba ni por dónde iba a terminar”, se confiesa, reacia a hacer esquemas de la trama “porque luego me los salto totalmente”, ríe la creadora que en su vocación pone en valor el papel de su madre, “una gran contadora de historia”. “De hecho, hemos sido las mujeres, históricamente, las cuidadoras, las que estaban en la casa, las grandes contadoras de historia, y, sin embargo, en la literatura hemos sido las grandes olvidadas”, reflexiona.

Un mundo, el literario, al que Purificación García ha accedido con Actrices secundarias, La raíz de la memoria y con uno de sus cuentos que forma parte de la antología Labios rojos, chocolate y una rosa, un volumen editado en México e integrado por una selección de 30 relatos elegidos de entre las 168 narraciones que escribieron autores de 23 países y prologados por la escritora Rosa Montero. “Además de mi cuento, estoy muy feliz porque también fue seleccionado otro relato de una compañera de taller, de Thais Gamaza”, celebra la autora deseosa de que esta antología se publique pronto en España.

Tags

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios