Cultura

'La Polaca' fallece en Sevilla víctima de cáncer de pulmón

  • La bailaora y actriz, de 65 años, padecía esta enfermedad desde 2007. Protagonizó, entre otras cintas, 'El amor brujo'

La bailaora y actriz madrileña Josefa Cotillo, conocida artísticamente como 'La Polaca', falleció ayer en Sevilla a los 65 años, víctima de un cáncer de pulmón, según han confirmado a Efe fuentes familiares.

La bailaora, que residía en el municipio sevillano de Tomares desde hacía cinco años junto a su marido, sufría desde 2007 un cáncer de pulmón del que empeoró en el último mes y que le ha ocasionado la muerte esta mañana. El cuerpo de 'La Polaca' se encuentra en el tanatorio sevillano de la SE-30, donde se celebrará hoy un responso y será incinerada.

'La Polaca' no tenía hijos y se trasladó a Sevilla para estar cerca de los familiares de su marido y de amigos como Cristina Hoyos, según han señalado las fuentes, que aseguraron que la actriz "se va dejando un montón de amor".

Ricardo Pachón, que destacó los valores artísticos de la bailaora, recordó también su faceta cinematográfica, ya que la artista protagonizó varias películas en la época en que fue, en palabras del productor, "tremendamente guapa".

Nacida el 16 de junio de 1944 en Madrid, 'La Polaca' fue una artista precoz y aprendió de forma autodidacta, ya que comenzó a bailar con tan solo 10 años, tras abandonar sus estudios, y a los 12 debutó en el teatro Alcázar de Madrid con la obra «La parrilla».

A principios de la década de los 60 se unió a la compañía de José Greco, con la que realizó una gira por América donde comenzó a despuntar como bailaora. Esta gira fue la primera de otras tantas que realizaría por otros países, como la extinta Unión Soviética, y Estados Unidos, donde intervino en el 'show' de Ed Sullivan y llegó a actuar ante el presidente John F. Kennedy. En Madrid fue asidua a los tablaos y fue primera figura en los cuadros flamencos Los canasteros y Las brujas.

Su fama le brindó en 1965 la posibilidad de debutar en el cine con el filme de Mario Camus Con el viento solano. A esta cinta le siguieron entre otras El amor brujo (1967), de Francisco Rovira Beleta; Las secretarias (1969), de Pedro Lazaga; y Del amor y de la muerte (1977), de Antonio Giménez Rico.

A lo largo de su carrera fue distinguida con varios galardones entre ellos el Premio del Sindicato Nacional del Espectáculo por su trabajo en El amor brujo.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios