Exposición 'Poderío' de Tere Torres y Beatriz Hidalgo Flamencas al poder

  • Quince cantaoras y bailaoras se dan cita en el ‘Poderío’ de Tere Torres y Beatriz Hidalgo, una exposición que puede visitarse en la Fundación Cajasol

El presidente de la Fundación Cajasol, Antonio Pulido, junto a Tere Torres (con su nieta) y Beatriz Hidalgo, en la inauguración de 'Poderío'. El presidente de la Fundación Cajasol, Antonio Pulido, junto a Tere Torres (con su nieta) y Beatriz Hidalgo, en la inauguración de 'Poderío'.

El presidente de la Fundación Cajasol, Antonio Pulido, junto a Tere Torres (con su nieta) y Beatriz Hidalgo, en la inauguración de 'Poderío'. / Miguel Gómez

Juana la del Pipa, presencia imponente, trae la primavera que nos robaron abrazada al mantón; Sara Baras luce como nadie los flecos, finísimos, elegantísimos, como su figura esbelta y atlética; Luisa Villar, reinventando la bata de lunares, apunta el replante o la vuelta; Anabel Rivera está sentada, de verde botella y con tocado a lo Frida enmarcándole el agradable rostro. Rosario Toledo, se contorsiona, toda energía, en el diseño que le cae como un guante. Maui, modernísima, divertidísima, ríe con un dos piezas tan vanguardista como el que luce Olga Pericet... Son mujeres, son flamencas, vestidas y fotografiadas por otras dos mujeres, Teresa Torres y Beatriz Hidalgo, que unen talento para parir este Poderío que ha viajado a través de una pandemia de Jerez a Cádiz.

Y es que fue un 18 de febrero (otra vida parece) cuando Poderío. Una historia de mujeres para mujeres se estrenaba en el Festival de Jerez, exhibiendo en los Claustros de Santo Domingo las 15 fotografías de Beatriz Hidalgo sobre 15 cantaoras y bailaoras andaluzas vestidas por Teresa Torres y esos mismos 15 diseños realizados especialmente para cada artista. El festival pasó y un virus lo paralizó todo hasta que ayer la exposición se ha podido inaugurar, por fin, en Cádiz, en la sede de la Fundación Cajasol, donde estará expuesta hasta el 18 de noviembre.

Una puesta de largo la gaditana más modesta que la jerezana, la emergencia sanitaria así lo manda, aunque no falta de cariño ya que fueron varios los amigos de las autoras de la muestra los que acudieron a la presentación donde también estuvieron algunas de sus protagonistas, como Anabel Rivera y Luisa Villar, y que corrió a cargo del presidente de la Fundación Cajasol, Antonio Pulido.

Un anfitrión, Antonio Pulido, que citó a Churchill para reivindicar la cultura –“dicen que en un momento dado de la contienda sus generales le preguntaron que si recortaban del presupuesto de cultura para fortalecer su capacidad armamentística, a lo que Churchill contestó: ¿para acabar con nuestra cultura, para eso hacemos una guerra?”– y a Juan Ramón Jiménez para apoyar el flamenco –“el poeta decía que no tenía patria, que su patria era la lengua, ¿y no es el flamenco también nuestro lenguaje, nuestra patria?”–, que se acordó del tristemente fallecido Manuel Herrera, coordinador del ciclo Los Jueves Flamencos, y que no se quedó corto en halagos con el trabajo de Torres e Hidalgo en Poderío.

Una imagen de la exposición 'Poderío'. Una imagen de la exposición 'Poderío'.

Una imagen de la exposición 'Poderío'. / Miguel Gómez

Fue Torres, de hecho, quien inauguraría la cita, tras las palabras de bienvenida de María del Mar Díez, delegada en Cádiz de la Fundación Cajasol, para, sobre todo, agradecer. Agradecer a muchas mujeres. A sus 15 modelos, por supuesto, pero también “a las mujeres que han estado cosiendo, a mi mano derecha en éste y muchos proyectos, Paqui Sousa, a Ani la flequera, a Carolina, a Beatriz Hidalgo... A todas las mujeres que han hecho esto posible”, reconocía la diseñadora, una gran y buena aficionada al flamenco, que explicó la “dificultad” de cuadrar agendas con las protagonistas de la exposición ya que “empezamos con el proyecto hace más de un año, con lo que, afortunadamente, todas ellas estaban trabajando, y nosotros teníamos que medirlas, probarles y fotografiarlas, así que han sido muy generosas con nosotras”.

La fotógrafa, fuera de micrófono, se sumaba a este agradecimiento y sumaba su “gran aprendizaje” durante este proyecto. “Yo no conocía para nada el flamenco, era una ignorante total, y la verdad es que ellas me han atrapado. Ha sido muy fácil trabajar con estas mujeres y, encima, he tenido la suerte de sentirme como una espectadora privilegiada de su arte”, confesaba Hidalgo a la que las bailaoras Sara Baras, Ana González, Mercedes de Córdoba, Olga Pericet, Pilar Ogalla, Luisa Villar, Ana Salazar, Rosario Toledo y María Moreno, y las cantaoras Marina Heredia, Maui de Utrera, Esperanza Fernández, Anabel Rivera, María Terremoto y Juana la del Pipa le cantaron y bailaron durante la sesión de fotos, ya que la fotógrafa pretendía “que fueran naturales, que fueran ellas mismas”.

Algunas imágenes, de hecho, son fruto de esos momentos; otras, sin embargo, las recoge en poses más relajadas pero todas rezuman verdad. “La naturalidad, eso es lo que he intentado, sacar su personalidad”.Personalidad que Torres también extrae de sus flamencas y materializa en esos 15 diseños exclusivos, rumiados y confeccionados para sus cuerpos y sus almas.

“Yo no puedo estar más contenta. Y mira que cuando me dijo Tere, tú irás de verde, yo no me veía, pero cuando vi el traje y me lo puse... Es que hasta no me tuvo que hacer nada más, me quedaba perfecto” rememora la gaditana Anabel Rivera que fue “la primera” en ponerse delante de la cámara de Beatriz Hidalgo que ha realizado estas fotografías “tanto en Cádiz como en Sevilla, Dos Hermanas y Madrid”, cuenta.

Todo un viaje para este Poderío. Una historia de mujeres y para mujeres. Para las que están, para las que fueron y para las que vendrán.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios