Cultura

Momi de Cádiz regresa a su barrio de Santa María después de 6 años fuera

  • El cantaor deja el Ballet Nacional de España y decide establecer su puerto base en la capital gaditana

Jerónimo Raposo Zarco (Cádiz, 1963), conocido en el mundo del flamenco con el nombre artístico de Momi de Cádiz, regresa a su barrio de Santa María y establece su puerto base en su ciudad natal de la que ha estado ausente los últimos seis años, los mismos que ha pertenecido como cantaor al Ballet Nacional de España, con el que a finales del pasado junio actuó sobre las tablas del Gran Teatro Falla.

Momi, nacido en el número nueve de la calle Santa María , muy cercana a la iglesia del mismo nombre, donde nacieron él y sus siete hermanos, se inició en el flamenco con un cante a palo seco, la saetas, del que Enrique El Mellizo fue pionero, y que desde su niñez había oído cantarle al Nazareno cada Jueves Santo.

Fue en el año 2006 cuando el anterior director del Ballet Nacional, el bailarín José Antonio Ruiz de la Cruz, le propuso formar parte del mismo como cantaor lo que logró en diciembre de ese mismo años, tras superar la correspondiente prueba de audición.

Durante todos estos años ha recorrido desde China a la República Dominicana, pasando por Tailandia e Italia, más de medio mundo, sólo le faltan África y los Emiratos Árabes.

En sus más de veinte años como profesional también ha formado parte de compañías como "Flamencos en route", con la que se inició en 1989 en Suiza, pasando por "La flamenco Mora" en Alemania, la de la israelí Mijal Natán, Rosario Ancér, Rafael Aguilar y Miguel Ángel, al que se siente especialmente vinculado.

Lo ha venido intercalando con numerosas actuaciones personales en distintos países, entre los que cita Méjico, del que recuerda su actuación en "Gitanería", un tablao del Distrito Federal ya desaparecido, en el que a finales de los 50 actuaron los gaditanos Conchita Aranda y Bendito.

Considera que el paso por el Ballet Nacional, que ahora tiene nuevo director y nuevos cantaores, ha sido un paso importante en su carrera artística, que le ha servido para aumentar su seguridad en los escenarios, por los que ha paseado también con orgullo el nombre de Cádiz.

Ahora en Cádiz, alternará sus actuaciones en la capital, como el viernes en la peña Juanito Villar, con otras fuera, porque el cante es su única profesión.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios