Música | Maruja Limón

Un pulso actual al folclore

  • La formación presenta hoy en La Posada de Babilonia 'Más de ti': un disco con claves del pop, de los ritmos latinos y del flamenco

Las integrantes de Maruja Limón.

Las integrantes de Maruja Limón.

Esther González y Sheila Mesas (voces), Vicky Blum (guitarra), Elisenda Fràbegas (percusión) y Mila González (trompeta), dan forma y contenido a Maruja Limón: el grupo que echó a andar hace algo más de tres años después de que todas ellas fueran coincidiendo en distintos encuentros musicales: "Muchas veces -comenta Elisenda, como portavoz del grupo-, versionando flamenco. Con el tiempo, empezamos a componer y a introducir novedades en los temas". La principal novedad supuso la incorporación de Mila, la última en llegar, que le dio un toque un poco más clásico a las composiciones.

Comenzaron a ensayar y a actuar en el barrio del Besòs, en Barcelona, "donde pudimos hacernos con una sala para ir experimentando". Porque, aunque con una línea común, cada componente de Maruja Limón tiene un background, una formación y unas preferencias: varias de ellas estudiaron en escuelas de flamenco, hay quien tiene el grado superior de clásica, mientras que otras vienen de la Escuela de Música de Moderna: "Todo eso -continúa Elisenda-, se va cocinando en los ensayos, en el estudio, con las distintas propuestas que cada una trae de casa: cada una pone su ingrediente, aquello que domina o que muestra de dónde viene. Por ejemplo, con Mila se nota mucho la técnica clásica, pero aplicada a lo latino, lo flamenco; en Vicky, la guitarrista, se nota mucho lo flamenco..."

Más de ti, el disco que presentan hoy en La Posada de Babilonia, se ha concebido como una narración de la vida de cada una de sus integrantes, sus anécdotas alegres y tristes, sus dudas y reafirmaciones que, a modo musical, nos explica el viaje del grupo en los últimos años. Once temas -de los que son compositoras y arreglistas- que dan voz a "las historias cotidianas, situaciones diarias que muestran un enfoque directo y sencillo, acompañado con ritmos y sonidos que oscilan entre el pop, la bossa nova, la rumba, el son cubano y la bulería". Un sonido, en definitiva, que presenta todo un despliegue de influencias musicales entre los ritmos latinos y las músicas mediterráneas y contemporáneas, todas ellas articuladas en torno a una raíz común.

"Somos todas chicas, sí, pero ha sido casualidad, no ha sido algo buscado -comenta Elisenda-. Surgió de ir formando un grupo de amigas previo, de habernos conocido de distintas formaciones: el juntarnos surgió sin nada preconcebido. Ocurre que ha coincidido con esto tan bonito de estar viviendo un momento de cambio en el escenario, en el que la mujer se está empoderando y asumiendo un papel histórico muy importante. Así que estamos muy contentas de poder contribuir con nuestra voz a que la mujer se haga más visibles en espacios que han estado mayoritariamente dominados por los hombres".

Con una propuesta, además, que sabe llegar a todo tipo de público: "Y cuando digo todo de público, es todo tipo: tenemos en los conciertos a muchas familias que vienen con los niños -apunta Elisenda-. Al mismo tiempo, el estilo que hacemos puede llamar la atención a la gente más mayor, porque recuerda mucho al folclore: tampoco estamos inventando nada nuevo, sino reuniendo inspiraciones e influencias, sólo que nuestro abanico es muy ancho".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios