Cultura

Madrid Fashion Film Festival crece y se convierte en cita "de interés cultural"

  • El publicista jerezano José Murciano consolida el certamen internacional, que este año ha recibido más de 500 piezas procedentes de 35 países

El hijo crece. Un largo proceso en el que a José Murciano se le va la vida. El publicista jerezano creó el pasado año el Madrid Fashion Film Festival (MadridFFF), que está inmerso desde ayer y hasta el día 6 de noviembre en su segunda edición. Un certamen que cuenta con la colaboración del Ayuntamiento de Madrid, que ha aportado el espacio "increíble" Centro Centro Cibeles, ya que esta cita está considerada "de interés cultural para la capital". Un lenguaje audiovisual, el fashion film, para ser consumido, sobre todo, en Internet, un nuevo género cinematográfico que tiene componentes muy vinculados a la fotografía de moda, es decir, "o bien la dirección de arte es muy cuidada, o la iluminación es perfecta, o la fotografía, el maquillaje... Es como trasladar y mezclar una editorial de moda y llevarla al cine", explica Murciano. El fashion film es la etiqueta que se ha otorgado a la evolución natural de la editorial de moda en el siglo de los dispositivos móviles y del poder de la imagen.

Si el pasado año la meta era dar a conocer el género del fashion film, cumplido con creces, esta vez el objetivo es la internacionalización del festival y acercarlo más al mundo de la cultura y el cine. De esta forma, el jurado cuenta con la participación de Isabel Coixet, Rossy de Palma, Ruth Hogben, Luis Venegas, Carmen March y Lady Foster, entre otros. El programa lo componen ponencias -como la de Donald Schneider, director creativo de H&M (patrocinador del evento junto a Aristocrazy)-, mesas redondas y exhibiciones, junto con el certamen dirigido tanto a profesionales como a jóvenes talentos, y el estreno en España a nivel nacional de un película-documental "que ha triunfado en todo el mundo", llamada 'Advanced Style. Una segunda edición en la que se han recibido más de 500 piezas, es decir, un 70% más que en la primera, y han participado más de 35 países. "Para mí, -continúa- para que un fashion film sea bueno, es importante que se centre en contar experiencias, transmitir sensaciones más que en intentar vender un producto, ya que para eso está la publicidad. Lo que hay que hacer es captar a la gente, que le guste y lo comparte, y para eso tiene que haber un punto de inflexión. Es una herramienta de comunicación".

Murciano destaca su deseo de que este festival "sea un referente a nivel internacional en el mundo de los fashion films, que participar en el Madrid FFF sea para los directores un honor, que les aporte prestigio. Sí, los festivales de Nueva York y París son importantes, pero no lo montan como lo hacemos nosotros, más de cara al público, a los medios. Queremos ponerlo en valor y confiar en que en el futuro va a funcionar y que hace falta arriesgarse y creer en nuevos proyectos para que las cosas se hagan todavía más grandes". "Hay que empezar -reconoce- mirando muy alto en cuanto a calidad, ponentes, con contenidos muy buenos, que interesen, que lleguen. Ya el día a día nos irá bajando".

Hay que destacar que hasta el pasado año, nunca se había desarrollado en Madrid un festival de este tipo, que se apoya en pilares como el cine, la moda, la publicidad y la comunicación. "Queremos ser punteros además en los avances que hay en comunicación, nuevos contenidos digitales y ser un referente en cuanto a comunicación de moda", apunta. "Cuando surgió este tipo de festivales en el resto de capitales del mundo, hace tres años o cuatro años, creí que no era el momento de hacerlo en Madrid, pero estaba deseando que hubiera cierto movimiento en este aspecto -en el mundo de la publicidad y la moda acercándose al fashion film- para poder desarrollarlo aquí. Así que nos pareció que el año pasado era el momento perfecto", cuenta Murciano.

Este joven emprendedor, que llegó a la capital hace más de diez años buscando nuevas posibilidades creativas, a través de clientes nacionales e internacionales, es también director de la agencia de representación y productora especializada en moda y publicidad 'Enri Mür Management', afincada en la capital, que este año ha realizado junto a la fotógrafa sevillana Kristina Sender la campaña internacional de motos de BMW, y ahora está inmersa en la promoción internacional de Adidas. Reconoce que han creado "un gran monstruo y esperamos, por lo que hemos trabajo, que tenga una buena repercusión en nuevas ediciones y se abran nuevas líneas de negocio que nos permita seguir haciendo lo que nos gusta: fotografía de moda y publicidad y adentrarnos en este sector audiovisual más vinculado a Internet, que es lo que están demandando casi todos los anunciantes".

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios