Libros

Luis Rossi viaja al Cádiz romano en busca de 'El concurso perdido de Gades'

  • El periodista gaditano publica su segunda novela, en la que conecta en clave de humor la devoción al dios Baal con el Carnaval gaditano

Luis Rossi posa con su libro en el Teatro Romano de Cádiz

Luis Rossi posa con su libro en el Teatro Romano de Cádiz / Lourdes de Vicente

El Carnaval de Cádiz y la relevante historia del Gades romano son dos de las pasiones del periodista y escritor gaditano Luis Rossi, que ha conseguido maridarlas en su última novela, El concurso perdido de Gades (Editorial La Matria).

Fue precisamente la ausencia del Carnaval de Cádiz y de su concurso de agrupaciones en el Falla el pasado año lo que desató esta historia de aventuras protagonizada por un centurión romano, Marcus Maximus, que en plena Pax romana afronta una misión: ir a Gades y ahondar en la fiesta que allí se celebra en honor al dios Baal. El rigor histórico como base para introducir algunos acontecimientos de la época, festividades y el propio contexto en que se desenvuelven hilvanan esta ficción que toma como trasfondo el paralelismo con el Carnaval. La lucha de poderes, la prevaricación y la propia pasión por las artes escénicas, contados en clave de humor y fina ironía gaditana, terminan de dar vida a esta obra que se desenvuelve en escenarios como el propio Theatrum de Balbo, el Aqua Ducta y el Templo de Hércules, espacios que hoy siguen siendo noticia.

Para ello, Rossi implica a toda una serie de personajes, algunos de los cuáles cuentan con su alter ego en la actualidad, entre los que figuran "el gobernator Balbo, que no es necesariamente Kichi, pues tiene tanta entidad que se entrecruza entre el menor y el mayor; su asesor Amílcar Barcia, praefectus Villanovus, instructor de la regiduría de la moral, y el gaditano Chanus, que será el encargado de mostrar al centurión visitante de Gades la bondades de la ciudad y su fiesta".

Pero, ¿cómo traslada se hace referencia al Carnaval en Gades? Pues a través de la Saturnalia, "que era un evento que se celebraba en torno al solsticio de invierno, y que se encaja en el mes de febrero una vez que Ausgusto -época en la que se enmarca la novela-, modifica el calendario para introducir julio y agosto", explica el escritor gaditano, que logra entroncar la Saturnalia en fechas carnavalescas y con la festividad en torno al dios fenicio Bahaal. "Precisamente los baaleros, que están perseguidos por la justicia, intentan recuperar el concurso de coplas que había en el Teatro de Balbo". Un concurso perdido, "como el del pasado año por la pandemia, y el que se perdió en años de la dictadura", hila Luis Rossi. 

Son las coplas traducidas al latín "con ayuda de Juan Antonio Revuelta", las que conducen esta historia de humor, sobre el valor de lo que se pierde y el amor por recuperar la esencia de la tierra, y en la que menciona a personajes de nuestro Carnaval como "Baccho Rosado, Princeps Vennenii, a modo de homenaje, y otros como Ab Bascal". En este punto hace referencia a una poesía del poeta latino Marcial, "que le pones música y tiene enteramente la métrica de un cuplé".

Entre otros paralelismos reproduce las localidades que cada uno ocupa en el teatro -ya sea el Falla o el de Gades-, algo que ya estaba marcado según el estatus social en la época romana, y hace mención a los escribas "que se hacen cargo de las crónicas del Concurso", dice de este guiño a los compañeros de la profesión que trabajan en el foso del Falla en el COAC. 

El libro parte de una introducción, tipo romancero, que viene con un código QR que traslada al lector al vídeo de Ghago Secundus Aeternum, "donde aparece un Gago romano que es el que introduce esta historia".

Rossi, que firma con esta su segunda novela, cambia así de registro tras publicar El chófer de Don Blas, para adentrarse en "esta especie de subgénero en el que se ha convertido la novela carnavalesca y que me atraía mucho", pero sin alejarse de la base histórica en que se mueve los tiempos de esta divertida obra, "pues hay mucha investigación detrás, con una parte muy bien documentada, aunque no es una novela histórica, sino una historia de Gades". Así, entre los fines de este libro que está disponible en todas las librerías gaditanas y cuya segunda edición está a punto de publicarse es, por tanto, "echar el enguao, el cebo, para que piquen en la historia de Gades y la importancia que tuvo al hilo de una historia divertida repleta de gags muy actuales".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios