luis miguel rossi. periodista y escritor

"En Barbate aún hay mucho oculto de la Guerra Civil"

  • El miércoles se presenta en la sede de la APC su novela 'El chófer de don Blas', prologada por Téllez

Comentarios 2
Luis Migue Rossi, autor de 'El chófer de don Blas'. Luis Migue Rossi, autor de 'El chófer de don Blas'.

Luis Migue Rossi, autor de 'El chófer de don Blas'. / julio gonzález

Hace ya unos años, el periodista Luis Miguel Rossi (Cádiz, 1983) se enteró por su propio padre en el transcurso de una sobremesa que el chófer de Blas Infante, llamado Tomás, vino a parar a Barbate tras la Guerra Civil de forma casi anónima. Este singular dato, unido a otros acontecimientos históricos transcurridos en el año 36 en el municipio gaditano, le inspiró la novela El chófer de don Blas, que este miércoles presenta en la sede de la Asociación de la Prensa de Cádiz. Una singular cita que se ha concebido a modo de charla con el historiador Santiago Moreno -con el que emprende rutas históricas en torno a este tema- y Juan José Téllez, autor del prólogo. La cantante Milian Oneto también interpretará coplas vinculadas a la temática.

Juntos disertarán sobre este primer thriller en torno al mundo de la almadraba como trasfondo, en la que tras el asesinato de Blas Infante, su chófer decide emprender una huída en la que se topa con importantes empresarios andaluces vinculados a esta industria como el Conde de Barbate, así, "de trabajar para un luchador contra los latifundistas andaluces, pasa a hacerlo para un cacique, que también fue benefactor del pueblo, pero por intereses".

Una historia que mantiene en suspense al lector en torno a los tres intensos días de agosto en que se desarrolla la novela, hilvanada por acontecimientos históricos reales que ha extraído de un minucioso trabajo documental -prensa y fuentes orales-, con guiños a los primeros conatos del andalucismo.

Cuenta su autor que ha sido la propia novela -que ha presentado previamente en Barbate- la que le ha conducido directo a la nieta del padre de la patria andaduza, "que contactó conmigo y me enseñó fotografías y más datos". Sin embargo, pese a ser un encuentro posterior, "hay coincidiencias con elementos que introduzco, muchos datos en cosas concretas como la propia descripción de Infante o que le pagó el carné a su chófer".

Es así como Luis Miguel Rossi teje una obra de ficción pero con gran rigor histórico, con personajes que fueron reales -con nombres cambiados- que contextualiza en un ambiente real. Para ello se sirve de recortes de prensa (Diario de Cádiz, ABC, la Voz de Madrid, El Sol, El Heraldo de Barbate o el Independiente de Barbate) de los que extrae acontecimientos históricos como el bombardeo republicano a la zona de la Chanca, al consorcio almadrabero exclusivamente, al que pertenecía el Conde de Barbate, "cuya lógica es que apoyó en su momento al golpe de Franco". De hecho, añade, "no hubo resistencia al golpe en Barbate porque la Falange era fuerte allí y representaba los intereses de gente adinerada de la zona que perseguían independizarse de Vejer".

La mezcla de historia-ficción guía la tensión que sufre en primera persona Tomás, el chófer, que vive asustado, sin saber qué le depara el futuro "tras meterse en la boca del lobo". Aunque también encuentra el amor, adelanta de esta novela que además se hace crítica, dura y ofrece coletazos de humor.

Una historia que también refleja el andalucismo, los simbolismos "en un momento histórico en el que era complicado" y en la que los propios personajes resuelven que si el padre de la patria andaluza fue Blas Infante, "la matria era el habla que mamamos de nuestras madres". Estos guiños al fervor andaluz los va insertando a modo de flashback del protagonista "no tanto para hablar de la ideología como de lo que aportó Blas Infante, sus textos".

Y es que Rossi perseguía no sólo hacer un guiño a la novela histórica, "por lo necesaria que es para no olvidarnos de lo que pasó en la Guerra Civil", sino hacerla de Barbate, que es su tierra, "donde es todavía hoy como una losa, donde es complicado sacar a la luz y que te lo validen". De hecho, menciona la sorpresa que muchos de sus paisanos sienten al leer su novela, transmitiéndole lo poco que conocen la historia de su pueblo, "que forma parte de la novela histórica". Y es que, "hay mucho oculto aún y vamos tirando del hilo".

Un hilo del que ha tirado exquisitamente para destapar, en esta historia de ficción, algunos episodios de aquella época tan convulsa y ocura que marcó la historia de Barbate, Cádiz y Andalucía.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios