Comercio en Cádiz

Las Libreras anuncia su cierre

  • La librería de la avenida Cayetano del Toro anuncia en una carta a sus clientes el fin de su valiente proyecto

Las cinco hermanas Raposo Navarrete, en junio de 2010, tras la inauguración de su librería. Las cinco hermanas Raposo Navarrete, en junio de 2010, tras la inauguración de su librería.

Las cinco hermanas Raposo Navarrete, en junio de 2010, tras la inauguración de su librería. / J. P.

Una década después de su apertura ha llegado a su fin el ilusionante, y valiente, proyecto de Las Libreras, la librería de la avenida Cayetano del Toro que tomó forma gracias al empeño de cinco mujeres, de las hermanas Raposo Navarrete. Sus propietarias anunciaron ayer a su clientela, mediante a una carta de despedida, que en las próximas semanas cerrará sus puertas este comercio tambaleado por la crisis de la lectura, por el empuje de otros formatos y, sobre todo, por una pandemia que, como una crónica desgraciadamente anunciada, ya ha cerrado otros negocios y amenaza con seguir cercenando una de las bases de la economía.

Cierra Las Libreras pero lo hace dejando atrás una impecable trayectoria de buen hacer literario, un servicio muchas veces a la medida de su clientela y, también, una apuesta por hacer de la literatura, en todos sus géneros y para todas las edades, una herramienta de crecimiento cultural. Su planta baja ha acogido en estos diez años de vida multitud de presentaciones de libros, con la presencia de sus autores, que dieron lustre y a la librería y completaron su labor comercial.

La sincera y emotiva carta de despedida arranca así: "Tras más de diez años, con todo el dolor de nuestro corazón, Las Libreras os comunicamos que en las próximas semanas nuestra librería cerrará sus puertas para siempre. Las librerías están en peligro de extinción. Han sido muchas las que han ido cerrando en estos últimos tiempos, y cada vez que nos enterábamos del cierre de alguna, algo se estremecía dentro de nosotras, hasta que ahora nos ha tocado vivirlo en primera persona".

"Han sido unos años -continúa el texto- dedicados al negocio más bonito del mundo, al menos para nosotras. Los libros han llenado nuestras vidas, hemos trabajado, soñado y luchado con todas nuestras fuerzas y lo mejor que hemos podido, pero los gastos que hoy en día supone mantener este negocio abierto son mayores que los beneficios que los libros nos dejan. Y los tiempos no ayudan. La crisis económica, la desigual batalla contra los gigantes del comercio on-line que ha cambiado el hábito de compra incluso del público lector, la falta de ayudas directas al sector, son algunos de los factores que no propician la continuidad".

Pese al cierre, las propietarias hacen un balance positivo de esta década de servicio literario a la sociedad, con la seguridad de haber realizado un buen trabajo y de haber luchado en un mundo, el de las librerías, cuyo futuro está amenazado desde hace muchos años, incluso desde aquel 2010 en el que decidieron dar el paso: "Nos quedamos con todo lo bueno que hemos vivido y valoramos mucho el haber podido estar todos estos años haciendo realidad la aventura que las cinco hermanas emprendíamos juntas, y a la que más tarde se unirían nuestras sobrinas Cristina y Ana, y finalmente nuestro Jose; la fuerza, energía, dedicación y cariño que nos han aportado han sido parte imprescindible de Las Libreras. Hemos hecho realidad el sueño de haber estado implicadas en que los libros formaran parte de la vida de muchos de vosotros, de tantos niños que nos han regalado sus sonrisas y alegrías al entrar en Las Libreras".

A la hora del balance, no se olvidan de las actividades que siempre han organizado con criterio y brillantez: "Hemos disfrutado de innumerables presentaciones de libros, cuenta cuentos, recitales de poesía, conciertos, celebraciones todas ellas alrededor del mundo de los libros. Las reuniones del club de lectura, del club de nuestros pequeños lectores, conferencias, ferias de libros, talleres de escritura y pintura, hasta de yoga, taichí y danza, han llenado nuestra sala proporcionando momentos mágicos e inolvidables, con los que hemos querido compartir y difundir la cultura en nuestra querida ciudad, con la presencia de escritores, músicos, pintores y poetas".

Las propietarias aprovechan su carta de despedida para agradecer el trato recibido y la respuesta de Cádiz y de los gaditanos a su proyecto: "Todo esto ha sido gracias a cada uno de vosotros. Desde el principio nos  hemos sentido arropadas, apoyadas, comprendidas, acompañadas; habéis sido cómplices de este proyecto tan bonito. Por todo ello gracias, gracias a nuestro barrio que nos ha acogido siempre con cariño, gracias a los centros educativos por su colaboración, a los medios de comunicación, gracias a la fidelidad de nuestros amigos, a nuestras familias por su apoyo incondicional, gracias a cada niño que ha sido feliz disfrutando de los libros, gracias por cada rato de lectura que os habéis regalado, gracias por formar parte de nuestras vidas y gracias por haber hecho posible que nuestra librería permaneciera viva en nuestra ciudad estos años".  

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios